Luego de Amazon Go, Carrefour contraataca

Luego del anuncio de Amazon, la cadena francesa busca enfocarse en el comercio digital y en las nuevas demandas del consumidor

 

Por Florencia Barreiro

 

La cadena de supermercados Carrefour anunció el cierre de sucursales en varios países y la reducción de 2.400 empleos en Francia, mercado que representa casi el 50% de su facturación. “El plan de transformación”,  revelado por uno de los íconos del hipermercadismo, llega casualmente (¿o no?) unos días después de que el gigante del comercio electrónico Amazon inaugurara un nuevo formato de pequeña superficie, que utiliza todo el poder de las nuevas tecnologías para mejorar la experiencia de compra.

 

La magnitud de la restructuración es importante y el primer objetivo es el ahorro de costos, valuado en 2.000 millones de euros anuales. El gigante francés ya precisó que cerrará directamente su sede de Boulogne, y que abandonará el proyecto de construir un nuevo establecimiento de 30.000 metros cuadrados en Francia. Los recortes incluirán al sector de logística y estructura. Asimismo planea la venta o el cierre de 273 tiendas que compró a la española Día en Francia y que actualmente llevan su marca.

 

Pero el plan estratégico a largo plazo levanta la apuesta para tener un espacio en el futuro del retail. Según los analistas, la transformación apunta a poner el foco en tres cuestiones claves que podrían determinar la supervivencia de una de las cadenas más emblemáticas del supermercadismo mundial. Los tres puntos mencionados, están relacionados básicamente con el cambio acelerado de la demanda y del consumo.

 

Innovación digital. La reciente apertura de Amazon Go – que le dice adiós a las cajas- puso de manifiesto el peso que los jugadores nativos del comercio electrónico pueden tener en el canal físico. También reveló la necesaria transformación digital e integral que experimentará el supermercadismo tradicional. Carrefour parece haber entendido este nuevo escenario: el ahorro de costos de su plan de transformación servirá para multiplicar por seis su inversión en el comercio digital y aumentar a 5.000 millones de euros su facturación en este canal. La apuesta es alcanzar 20% de la cuota de mercado en 2022.

 

Productos frescos, orgánicos y sustentables. Este es también un segmento al que quiere apostar el gigante francés, teniendo en cuenta que el consumidor tiene cada vez más consciencia sobre el desarrollo sostenible. Los alimentos frescos son, además, los únicos que se afianzan en las tiendas físicas. La venta de estos productos, alcanzarían los 5.000 millones de euros en los próximos cinco años, con la apertura de 2.000 tiendas en diferentes ciudades. Una de las principales beneficiadas sería su marca propia Greenweez, que ya tiene cierto posicionamiento en el mercado.

 

Alianzas estratégicas. Para enfocarse en el mundo digital y pisar con fuerza en el negocio de los frescos, la empresa se propuso buscar alianzas con los que saben. Y esas alianzas se realizarán en uno de los principales mercados en crecimiento, que también es uno de los más competitivos. Para ganar experiencia en la nube y en inteligencia artificial aplicada a la atención del consumidor, la cadena anunció un acuerdo con el gigante chino de internet Tencent. La serie de acuerdos también incluye a la cadena de supermercados Yonghui, uno de los principales minoristas del país asiático.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *