Lanzan licitación para rutas y autopistas bajo PPP

La inversión total prevista por la cartera de Transporte asciende a US$ 17.000 millones

 

El Gobierno lanzó ayer un llamado de licitación de la primera etapa de obras para el desarrollo de la red de autopistas y rutas seguras, con una inversión total prevista de casi US$ 17.000 millones.

 

La convocatoria será llevada adelante por el Ministerio de Transporte a través de Vialidad Nacional, bajo el sistema de Participación Público Privada (PPP), que introdujo el Gobierno para el financiamiento de grandes obras.

 

Desde Transporte, explicaron que las obras de esta primera PPP incluyen la modernización  de 2.500 kilómetros de rutas nacionales para mejorar la seguridad vial y la reducción de costos logísticos.

 

En tanto, la nueva red de autopistas y rutas seguras abarcarán más de 7.000 kilómetros de rutas nacionales, con una  inversión superior a US$ 16.700 millones.

 

Desde la cartera de Transporte, que conduce Guillermo Dietrich,  explicaron que las licitaciones se dividirán en tres etapas, y las evaluaciones de las ofertas de la primera fase del proyecto se realizarán en marzo próximo. Y se prevé que los trabajos arranquen en la segunda mitad del año.

 

Las licitaciones se dividirán en tres etapas y las evaluaciones de las ofertas de la primera fase del proyecto se realizarán en marzo próximo para comenzar con las obras durante el segundo semestre

 

El llamado a licitación de la primera etapa contempla obras en los corredores A, B, C, E, F y Sur que cambiarán la fisonomía vial de la región agropecuaria.

 

Para ello, se intervendrán alrededor de 2.500 kilómetros de rutas nacionales, mediante la construcción de 810 kilómetros de autopistas, 1.494 kilómetros de ruta segura, 252 kilómetros de obras especiales y 17 kilómetros de variantes. Los pliegos de la convocatoria ya están disponibles en la web de Vialidad Nacional.

 

Empresas participantes

 

El plan para la construcción de la red de autopistas y rutas seguras prevé una inversión de US$ 6.000 millones sólo en los primeros cuatro años del proyecto, y se espera la participación de empresas de Europa, Estados Unidos, Asia y el resto de América Latina, que ya participaron del procedimiento de consulta y de las audiencias pública.

 

Dietrich destacó que “esta es una apuesta muy grande que estamos haciendo. El mecanismo de participación público privada da mucha previsibilidad y este es el momento para invertir, para apostar por Argentina”.

 

Los proyectos involucran tramos de las autopistas Rosario-Córdoba y Riccheri; la avenida Jorge Newbery, a la autovía Ezeiza–Cañuelas,  las rutas 3 y 205;  la autopista Parque y a los puentes Paraná–Santa Fe y Chaco–Corrientes.

 

Los proyectos se financiarán fundamentalmente a través del impuesto al gasoil, un gravamen que en su origen estuvo destinado a la realización de obras, y el nuevo esquema busca garantizar la seguridad jurídica y financiera frente a posibles controversias entre las partes, con la intervención de paneles técnicos, como paso previo a recurrir a la Justicia.

 

Por su parte, el ministro de Finanzas Luis Caputo destacó que “el financiamiento de las obras de infraestructura a través del esquema de participación público privada es clave: debemos cumplir con las metas fiscales y reducir el déficit pero al mismo tiempo queremos aumentar la inversión en infraestructura.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *