Inversiones: ¿Qué cambia con la nueva meta de inflación?

El 2018 arrancó repleto de incógnitas para los ahorristas

Repartiendo sus oídos entre graves y agudos, el Presidente fue escuchando a lo largo de todo el año las estrategias del BCRA y las de la mitad de su gabinete. Desde el BCRA le recomendaban mantener tasas altas para bajar la inflación y desde medio Ejecutivo le advertían que, con esas tasas, el crecimiento se va a frustrar en 2018.

 

Mauricio Macri titubeaba. Su objetivo es transformar el país manteniendo estable el gasto y haciendo crecer la economía, pero -después del fracaso en su primer año, con un aumento del 40% en los precios- la marcha de la inflación era un factor que le preocupaba mucho. Por eso le seguía arrastrando el ala a Sturzenegger, y el titular del BCRA era el eje de toda la estrategia.

 

Sin embargo, cuando le llegaron los números de comercio exterior de noviembre, el Presidente se asustó. En noviembre de 2013 el país había tenido exportaciones por US$ 6.650 millones y, en noviembre de 201,7 la venta al exterior fue por apenas US$ 4.610 millones. En 11 meses de 2011 las exportaciones argentinas sumaron US$ 76.675 millones y en enero-noviembre de 2017 hubo ventas al exterior por apenas US$ 53.880 millones.

 

Y los números de las importaciones directamente le congelaron la sangre al Presidente. En noviembre de 2016 las compras al exterior habían sido por US$ 4.721 millones y en noviembre de 2017 esa cifra llegó a US$ 6.151 millones. En 11 meses de 2016 las importaciones totales sumaron US$ 51.082 millones y en enero-noviembre de 2017, alcanzaron los U$S 61.537 millones.

 

Manteniendo la política de tasas altas, tomando deuda para financiar el rojo fiscal y atrasando el dólar, el 2017 iba a terminar con un rojo comercial cercano a los US$ 8.000 millones, una pérdida de divisas que la débil economía argentina no está en condiciones de soportar.

 

Por eso, Macri cambió los agudos por los graves. Ordenó variar completamente la estrategia. Se baja la tasa para mantener el crecimiento, se afloja el objetivo de inflación y se busca financiamiento en el mercado interno, achicando los dólares que se toman en el exterior y que terminan deprimiendo el nivel del tipo de cambio.

 

Con esa decisión, las variables del mercado local tuvieron un vuelco. Las primeras consecuencias del aumento las metas de inflación fueron bien concretas. Las tasas de interés de los plazos fijos bajaron inmediatamente, desde una banda del entre 21% y 26% anual hasta un mínimo del 19% y un máximo del 23%. El valor del dólar saltó desde $18,34 y $18,47 (blue) hasta $18,95 y $19,28, respectivamente. Los bonos bajaron 0,7% según el índice MAE. Y las acciones subieron 3,9% en pesos, pero bajaron 0,4% en dólares

 

Terminó así un diciembre y un 2017 que fueron ampliamente beneficiosos para los inversores arriesgados y una calamidad para los inversores conservadores. En diciembre, una rareza como el Bitcoin anotó una escandalosa del 48% mensual, la Bolsa de Buenos Aires subió 12% en pesos o 4% en dólares (con energéticas o financieras saltando entre 20% y 40% en moneda local), el euro subió 8%, el dólar avanzó 7,2%, la inflación estuvo en torno al 2,7%, la Lebac pagó 1,95%, las tasas de los plazos fijos entre 1,5% y 1,8% y los bonos se plancharon abajo de todo con una suba de apenas 0,6%.

 

Así, todo el 2017 cerró con un salto cósmico del 1.383% para el Bitcoin, el Merval ganó 78% en pesos o 56% en dólares (con energéticas y financieras avanzando entre 100% y 700% en moneda local), el euro en pesos trepó 33% y la Lebac pagó 26%, apenas por arriba del 24% de la inflación. A partir de ahí todo fue negativo en términos reales: las tasas de tasas de los plazos fijos pagaron entre 18% y 21% anual, el dólar subió 17% (por lo que se atrasó siete puntos contra los precios, a pesar de la arremetida final) y los bonos argentinos quedaron en el fondo de todo, con una mejora de apenas 5%. ¿Cómo le va a la economía real con todo esto? Solo para mostrar un indicador puede decirse que en todo el año el grano promedio en Rosario bajó 1%, el maíz achicó 3% y la soja declinó 4%.

 

¿Qué puede cambiar con la nueva meta de inflación y con la nueva opción de financiación elegida por Macri? Varios economistas creen que la inflación tendrá una leve suba: desde el 17% que ya se esperaba ahora la ven en 18% o 20%. La menor entrada de dólares financieros elevará el precio nominal del dólar. Y el desafío inmediato será lo que pase con el stock de Lebac. Hoy hay en el BCRA letras por 1,1 billón de pesos y pero en la licitación programada para el 17 de enero se acumulan vencimientos por $398.436 millones, o sea por el 36% de las Lebac que hay en Reconquista 266.

 

¿Renovarán los inversores extranjeros que vinieron a hacer carry trade? ¿Aceptarán una inflación del 18/20%, con una tasa que ahora pagará 24/26% de arranque? La inflación que muestre diciembre y la marcha de enero, con las nuevas tarifas, los peajes, la medicina prepaga, la renovación de los “Precios Cuidados” desde el 8 de enero, será decisiva.

 

Mientras tanto, todos miran de qué modo “Toto” Caputo llena de Letes a organismos públicos. Son papeles a tres y cuatro meses que deberán ser compensados. También habrá que ver qué pasa con los endeudados, que tomaron créditos hipotecarios. La suba del dólar hace que los inmuebles suban en pesos, las cuotas se irán para arriba, y hay muchos que tomaron créditos y todavía no compraron…

 

En fin, arranca un 2018 repleto de incógnitas. ¿Qué refugio habrá que buscar para mantener el valor de lo que se tiene? Hay bases de cálculo para todos los gustos. Quien quiera comparar las cifras de ahora con la Argentina que Eduardo Duhalde le dejó a Néstor Kirchner a fines de 2003 puede pensar en los siguientes valores: en los últimos 14 años las acciones en pesos subieron 2.704% (340% en dólares), la inflación fue del 1.414%, el precio del dólar avanzó 537%, las tasas de interés de los plazos fijos pagaron 419% y los argentinos bonos avanzaron 403%.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *