“El Indec se transformó finalmente en un símbolo del ‘sí, se puede’”

El Presidente Mauricio Macri habló en el acto por el 50° aniversario de la creación del organismo estadístico, que se realizó en el Teatro San Martín

 

El presidente Mauricio Macri remarcó hoy que el Indec, “se transformó finalmente en un símbolo del ‘sí, se puede’” y afirmó que el restablecimiento de las nuevas mediciones, a partir de la labor que lideró la nueva dirección del organismo, representa haber pasado “de la oscuridad a la transparencia”. “Sólo diciéndonos la verdad sobre el presente podemos proyectar un futuro mejor para todos. Eso es clave, fundamental y mi compromiso central para con todos los argentinos”, remarcó el Jefe de Estado al encabezar el acto conmemorativo por el 50° aniversario de la creación del organismo estadístico.

 

Subrayó que “hoy es mucho más que medio siglo lo que estamos festejando” y resaltó que la transformación del organismo “fue un gran punto de partida porque sólo si conocemos la realidad vamos a poder hacer algo para cambiarla”. “Decir la verdad es respetar a los argentinos”, enfatizó.

 

“Por eso en estos dos años, el Indec ha hecho un gran trabajo en revisar los procesos, capacitar a los equipos para cumplir con su función verdadera y darnos cifras reales”, sostuvo el Presidente. “Necesitamos un Indec independiente y fuerte para que los ciudadanos puedan pedir explicaciones cuando las cosas no funcionan. En democracia la rendición de cuentas es fundamental”, puntualizó.

 

 

El acto se realizó en la Sala Casacuberta del porteño Teatro General San Martín, con la participación del director del instituto, Jorge Todesca. Asistieron el ministro de Turismo, Gustavo Santos, y el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj.

 

El Presidente destacó la importancia de que el Indec sea “cada vez más ágil, más moderno, del siglo XXI y que incorpore más tecnología, como lo está haciendo, con la digitalización y las tablets”. Afirmó que “se puede hacer de la verdad una constante y no una variable que se ajusta según quien la mire” y advirtió que “gobernar sin estadísticas es como volar un avión con el instrumental roto”.

 

Sostuvo que Argentina tiene “talento, capacidad y, lo más importante hoy, la convicción de que trabajando juntos y diciéndonos la verdad podemos construir el país que anhelamos y nos merecemos”.

 

El Presidente puso de relieve además la incorporación de más personal técnico que pasó del 30% al 44% “gracias a un ambicioso programa de capacitación y becas”.

 

En tanto, señaló que este año, el Indec realizará por primera vez el Censo Nacional Agropecuario, que permitirá conocer los niveles de actividad agrícola, ganadera, forestal y bioindustrial. Puntualizó que “después de 16 años de no contar con datos confiables, los productores agropecuarios van a tener información valiosa que los ayude a mejorar la productividad, y si ellos la mejoran, son mejores oportunidades para todos los argentinos”.

 

 

“Esperamos que el próximo censo, con toda esta incorporación de tecnología y con información aún más precisa, se haga en seis meses menos, como la mitad de tiempo”, apuntó.

 

El Presidente resaltó que gracias a los cambios hoy “podemos saber con certeza que nuestro país está creciendo” y dijo que si bien existe un tercio de la población en situación de pobreza “la cifra empezó a bajar”. “Eso nos da energía, nos impulsa a seguir trabajando para llegar a cada una de esas personas que están esperando su oportunidad”, apuntó.

 

La celebración de los 50 años del Indec se enmarca en una Jornada Estadística Internacional que cuenta con la participación de los máximos referentes internacionales en materia de política estadística

 

En tanto, Todesca puso de relieve los “pilares que han permitido este proceso” de transformación del Instituto y resaltó que el primero fue la “voluntad” del Presidente “de reconstruir las estadísticas públicas oficiales con transparencia, con verosimilitud”. También destacó los recursos humanos y la decisión de los profesionales que en un momento abandonaron el organismo y que frente al nuevo paradigma regresaron al Indec.

 

“El mundo estadístico es de mucha cooperación y nos ha ayudado mucho en este proceso de reconstrucción de lo que teníamos y del camino hacia el futuro”, añadió.

 

En septiembre de 2016, con la adopción de estrictos protocolos de clasificación, captura, procesamiento, cálculo y difusión de datos, el Indec completó la reconstrucción del núcleo de estadísticas críticas del país. Para ese momento ya se habían restablecido más de 30 indicadores y publicado, con sus correspondientes bases de datos, 134 informes técnicos, un número que creció a 245 el año pasado. En 2018 habrá aproximadamente más de 250 publicaciones de coyuntura.

 

 

El Fondo Monetario Nacional (FMI) levantó en noviembre de 2016 la censura que había declarado en 2013 a raíz de las inconsistencias detectadas en las mediciones del IPC y del PIB. El FMI considera que los indicadores cumplen ahora con los estándares internacionales de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) y la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE).

 

Además, a mediados de 2017, Argentina fue aprobada como “miembro adherente” a las Recomendaciones de Buenas Prácticas Estadísticas de la OCDE.

 

La celebración de los 50 años del Indec se enmarca en una Jornada Estadística Internacional que cuenta con la participación de los máximos referentes internacionales en materia de política estadística.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *