Dólar: ¿Por qué cuesta que supere los $ 20?

El BCRA no se siente cómodo con un tipo de cambio en alza mientras tiene que seguir disminuyendo las tasas reales a través de la baja de las tasas nominales

El dólar mayorista bajó por más calma externa, pero el minorista subió a $37,93

 

Por Guido Lorenzo Economista de ACM

 

Hasta el momento la dinámica del tipo de cambio no parecía preocupar al BCRA ni al resto del gabinete económico. Los eventos exógenos y externos como el Brexit, el escándalo de corrupción donde estuvo involucrado Michel Temer, o el ruido político de las elecciones de medio término generaron alguna tensión que hizo mover el valor del tipo de cambio, por suerte esto ayudó a que no decaiga la competitividad-precio de la economía. Cuando no era racional, la suba de la divisa, el BCRA habló de alguna dinámica disruptiva y utilizó su poder de fuego para calmar las aguas.

 

La situación actual es distinta, como evento externo podemos identificar la tasa de Estados Unidos a 10 años acelerando y ya superando los 2,7% (e incluso con mayor velocidad la de tramos más cortos), pero no parece responder a la dinámica actual. El tipo de cambio empezó a acelerar y en tan solo dos meses subió 13,9% amagando pasar la barrera psicológica de los $ 20.

 

En un régimen de flotación libre como el que propone el BCRA esta situación es lógica, cuando un precio no está adecuado, el mercado se anticipa y lo corrige, en este caso el tipo de cambio evidencia un déficit de cuenta corriente, el mercado se da cuenta que corrió por detrás de la inflación y lo acomoda en un nuevo “equilibrio”.

 

¿Por qué el Banco Nación y la Anses no dejan que el dólar pase la barrera de los $20?

 

Hasta aquí perfecto, la pregunta es ¿por qué el Banco Nación y la Anses no dejan que el dólar pase la barrera de los $20? Por un lado están los que sostienen que es un nivel al cual siempre los demandantes de pesos como el Banco Nación y la Anses salen a vender porque les resulta conveniente. Por otro lado, los que opinan que actúan como mano amiga del BCRA. En mi opinión me inclino más por la segunda alternativa. No creemos que el BCRA se sienta cómodo con un dólar subiendo al tiempo que tiene que seguir su camino de disminución de tasas reales a través de la reducción de las tasas nominales. Esto en parte se revelará en la próxima decisión de tasas de interés, donde Federico Sturzenegger tendrá que tomar la decisión de poner el foco en llevar la tasa de interés real a un 3%-5% o si va a mirar el “gap de credibilidad” que le revelará el REM. Hasta ahora, su discurso ha sido más cercano al de dejar que las tasas bajen lo antes posible, pero justamente la suba del dólar y su conexión con las expectativas de inflación e incluso la inflación efectiva le marca un freno en dicho camino.

 

Es por esto que quizás la respuesta de por qué el dólar no pasa de los $ 20 tiene que ver más con una decisión del BCRA que de un equilibrio genuino de mercado.

 

No obstante, si uno se fija en los datos, el tipo de cambio real multilateral apenas se depreció un 15% luego de la salida del cepo. Esto se logró principalmente gracias a la depreciación real respecto a Brasil, sin ella, ese 15% hubiera sido apenas 8%.Es por ello que una depreciación adicional del dólar del orden del  5%-8% (a los precios de enero) debería ser lo que el mercado debería estar esperando en términos de nivel de tipo de cambio real más alineado para corregir el aparente atraso, es decir, un dólar entre $ 20 y $ 21.

 

En conclusión, la pregunta entonces acerca de por qué el tipo de cambio no supera los $20, se va a responder en la próxima decisión de tasas de interés. Si el BCRA sigue con la reducción de la tasa nominal, uno puede intuir que parece ser una barrera puesta por el propio BCRA o quizás el gabinete económico.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *