Desconfío

El nivel de credibilidad que poseen los argentinos sobre las instituciones gubernamentales y civiles es muy bajo

Avanza el proyecto opositor contra las tarifas, pero Cambiemos presentó una alternativa

 

El Observatorio de Tendencias Sociales y Empresariales de la Universidad Siglo 21 investigó el nivel de credibilidad que poseen los argentinos sobre las instituciones gubernamentales y civiles del ámbito nacional e internacional.

 

Allí se descubrió que solo 1 de cada 10 le dan credibilidad a las instituciones gubernamentales (Congreso, Dirección Nacional Electoral, las FF.AA., los partidos políticos, la Presidencia y hasta la Policía); solo 1 de cada 4 a las instituciones supranacionales (Mercosur, Organización de las Naciones Unidas, Organización Mundial de la Salud, Vaticano) y apenas 1 de cada 5 a las instituciones civiles/comerciales (AFA, bancos, escuelas, hospitales, la Iglesia, los medios, las ONG, los sindicatos o las universidades).

 

El principal aspecto que afecta a la credibilidad institucional es la actitud de los argentinos hacia los políticos, dice el trabajo. El 65% cree que la mayoría de los políticos en nuestro país no cumplen con sus promesas de campaña y casi la mitad de los encuestados opina que los políticos son incapaces de cumplir con sus deberes.

 

En 2017 la imagen de los políticos empeoró: 80% de los encuestados hicieron una evaluación desfavorable de ellos. Esa imagen se vincula a que 3 de cada 4 encuestados creen que los políticos, por lo general, están involucrados en hechos de corrupción y el enriquecimiento ilícito.

 

Otro aspecto que afecta a la credibilidad institucional se refiere a la valoración sobre el rendimiento de las políticas de Estado. Por caso, solo 5,7% de los encuestados creen que las acciones desarrolladas para luchar contra la delincuencia en nuestro país son eficaces.

 

El tercer aspecto que afecta a la credibilidad es la percepción de los encuestados sobre la situación económica actual: 40% manifestó que las condiciones económicas actuales son desfavorables.

 

Un último aspecto que influye sobre la credibilidad es la evaluación de las funciones del Estado. Un ejemplo: 60% cree que la función judicial que brinda el Estado “funciona mal”.

 

“La credibilidad institucional por parte de los argentinos tanto en instituciones gubernamentales, civiles e internacionales es desfavorable. Esto tiene consecuencias directas para la sociedad: afecta la legitimidad de estas entidades, la actitud de los argentinos y la estabilidad del sistema democrático”, concluye el reporte.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *