En Davos, la palabra clave ahora es “inclusión”

El WEF difundió un nuevo índice que toma en cuenta distintos indicadores para calcular el desarrollo de los países

 

El Foro de Davos se realizará en un contexto en el cual predominan las buenas noticias en la economía internacional pero también hay motivos de preocupación entre los líderes mundiales. Ayer el Fondo Monetario Internacional corrigió al alza sus pronósticos de crecimiento y este año apunta ser el mejor desde 2011.

 

Pero preocupa el rasgo de la distribución de la riqueza en el mundo.  El fin de semana salieron los datos de Oxfam que señalan que el 82% del crecimiento económico quedó en manos del 1% de la población mundial. El propio World Economic Forum advirtió que la expansión de los últimos años no llegó a todos porque la pobreza no se redujo ni mejoraron los ingresos de las familias.  Se produjo una creciente desigualdad que deteriora la cohesión social y conduce a la polarización política, destaca  el WEF.

 

Con el propósito de tomar dimensión exacta de esa realidad el Foro decidió confeccionar un nuevo Indice de Crecimiento Inclusivo que procura ir más allá de los indicadores sobre los PIB de cada país y busca incluir nuevas dimensiones. Entre ellas están, el ingreso medio de los hogares, la esperanza de vida al nacer, la tasa de pobreza, la posibilidad de conseguir empleo y el nivel de la deuda pública. El ranking no  depara sorpresas porque es encabezado por aquellos países que tienen los mejores índices de desarrollo humano. Los diez primeros, entre los países más desarrollados, son Noruega, Islandia, Luxemburgo Suiza, Dinamarca, Suecia, Países Bajos, Australia, Nueva Zelanda y Austria.  Alemania aparece en el puesto 12, Estados Unidos en el 23 y Japón en el 24.

 

El listado de los emergentes es encabezado por Lituania y luego se ubican Hungría, Azerbaiyán, Letonia, Polonia, Panamá, Croacia, Uruguay, Chile, Rumania y  Argentina  que ocupa el undécimo lugar.  Brasil, a su vez,  se ubica en el puesto 30 Escalar posiciones en ese ranking es un objetivo razonable para cualquier país a partir de ahora, más allá de que esos listados tienen una alta cuota de discrecionalidad.

 

Esperando a Trump

 

Sobre el cierre del Foro se producirá uno de los hechos más esperados que es el mensaje que dirigirá Donald Trump. Davos fue considerado siempre el templo de la globalización y habrá que ver como resuena entre las montañas suizas la consigna America First.  De todas maneras, los hombres de negocios son prácticos y más que escuchar discursos, observan hechos.  Y como lo señaló el titular del WEF Klaus Schwab, hasta ahora  Trump dio menos pasos hacia el proteccionismo y desencadenó menos conflictos comerciales de lo que muchos esperaban.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *