Cierre de ingenio en Salta cambió planes de Urtubey

La crisis en el ingenio San Isidro, que dejaría 800 trabajadores en la calle, hizo que el gobernador desistiera de ir a Davos

 

Juan Manuel Urtubey, gobernador de Salta, avisó ayer temprano que se bajaba de la gira a Davos, Suiza, en la que iba de acompañante del presidente Mauricio Macri en el marco del Foro Económico Mundial. El cese de las actividades del ingenio San Isidro -el más antiguo del país- y el posible despido de casi 800 trabajadores impactó en la provincia del Norte. Los empresarios oficializaron ayer la decisión y días atrás ya habían solicitado, al Ministerio de Trabajo, el inicio del Procedimiento Preventivo de Crisis mientras dure este proceso.

 

“Debido a la situación del Ingenio San Isidro, he decidido no asistir al Foro de Davos. Mi responsabilidad y mi corazón están puestos en acompañar a los trabajadores. Agradezco la invitación del Presidente Macri, pero siento que ésta es mi obligación como gobernador de Salta”, anunció ayer Urtubey que abandonó la comitiva de gobernadores opositores que iba a integrar junto a Hugo Passalacqua (Misiones) y Gustavo Bordet (Entre Ríos).

 

La decisión de conoció a través de un comunicado de las firmas Prosal SA y Emaisa SA, del grupo Gloria, mientras que ya habían notificado de la situación al Ministerio de Trabajo. Adujen magros resultados tras fuertes inversiones pero apuntan también a los sindicatos.

 

Según razonaron cerca de Urtubey, los motivos según los inversores son “los elevados costos laborales y los recientes aumentos en costos de producción” mientras que, para los trabajadores, consiste “en una estrategia de los dueños para achicar la planta. “Es una clara señal de las dificultades de la industria y de las economías regionales”, aseguró un legislador nacional por el frente de Urtubey en diálogo con El Economista, y justificó el cambio de planes de Urtubey al señalar que “la repercusión social es tremenda”.

 

El ingenio amaneció cerrado y los trabajadores permanecen en estado de “alerta y movilización”. El secretario general del Sindicato de Obreros y Empleados del Azúcar del Ingenio San Isidro (SOEASI), Mariano Cuenca, expresó: “Esto era previsible, lo que la empresa está buscando es echar gente, y ahora que se acercan la paritarias nos quieren meter presión”. Mientras se mantenga el Procedimiento Preventivo de Crisis, los trabajadores no deberán presentarse en el Ingenio pero si cobrarán sus respectivos haberes.

 

Por la noche, el gobernador reunió al Gabinete económico para evaluar la situación del Ingenio San Isidro y “propiciar el diálogo entre las partes”.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *