Cambiemos no ve riesgos en el debate del DNU

El Congreso abrirá el año con un tema clave para el Gobierno: el tratamiento en comisión del megadecreto de “desburocratización del Estado”

 

El Congreso, de a poco, retoma la actividad. Iniciará el año con un tema clave para Cambiemos: el tratamiento en comisión del DNU de “desburocratización del Estado”. El mega decreto emitido el 11 de enero pasado, en el que se derogaron 19 leyes y se modificaron otras 140,  ya tiene estado parlamentario y, por ley, debe recibir el dictamen de comisión previo al 8 de febrero. La Bicameral de Trámite Legislativo se reunirá este martes 6 y previo a debatir el decreto, decidirá quién presidirá el ámbito de discusión, un punto determinante para el desarrollo de este tratamiento y para los decretos venideros.

 

Las críticas recibidas desde distintos sectores de la oposición arrinconaron al oficialismo y convirtieron al decreto en una disputa que podría no resultarle sencilla a Cambiemos. Pondrá a prueba su cintura para negociar y también expondrá el estado de la relación con el peronismo dialoguista, tras el complicado fin de 2017. Una vez ingresado al Congreso, el decreto cuenta con un plazo de diez días para que sea tratado por la Bicameral de Trámite Legislativo. En el oficialismo sostienen que no habrá ningún contratiempo que impida la aprobación de un dictamen que le valide el DNU.

 

Una vez superada esta instancia, el texto deberá ser acompañado por ambas cámaras. Por lo contrario, si el rechazo reúne la mayoría simple en los dos recintos, el decreto quedará derogado. Si la comisión no cumple con el plazo previsto por la Ley (diez días máximo de tratamiento una vez ingresado al Congreso), la discusión del decreto se deriva directamente a las cámaras.

 

La Bicameral de Trámite Legislativo se reunirá este martes 6 pero, previamente, deberá decidir quién presidirá el ámbito de discusión, un punto determinante para el desarrollo de este tratamiento y para los decretos venideros

 

Vale recordar que el decreto no exige la validación parlamentaria para comenzar a implementarse. Su vigencia será interrumpida únicamente si la oposición logra rechazarlo.

 

La conformación de la comisión ya está definida y la integran ocho representantes de Cambiemos y otros ocho por la comisión (cinco del PJ dialoguista, tres kirchneristas). En caso de que los dictámenes resulten empatados en la cosecha de firmas, define el presidente de la Bicameral asunto que aún no se resolvió y que será la primera negociación de este martes. Todo indicaría, según le dijeron fuentes oficialistas a este medio, que será el jefe del interbloque de Cambiemos en el Senado, Luis Naidenoff, el que cumpla con esa función.

 

“Acá el DNU es válido hasta que sea rechazado por ambas cámaras, entonces es un proceso bastante largo, por otro lado no creo que las intenciones de las distintas facciones de la oposición sean las mismas”, razonó ayer el jefe del bloque PRO en Diputados, Nicolás Massot. Pese a la confianza que tiene respecto al tratamiento, Massot no descartó que en un futuro se pueda convertir el DNU en Ley: “Como hicimos con la ley de ART, si ahora se trata de transformar un DNU en una ley, con algún que otro cambio, nosotros estamos dispuestos”.

 

El otro jefe PRO en el Congreso, el senador Humberto Schiavoni, respaldó la decisión de avanzar por decreto al considerar que “de otra forma hubiese sido imposible avanzar en esta maraña de regulaciones democráticas, siempre con el objetivo de lograr más puestos de trabajo y oportunidades de inversión”. Auguró también un recorrido optimista por la comisión Bicameral.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *