El BCRA bajó la tasa 75 puntos básicos hasta 28%

9 de enero, 2018

Finalmente, el Consejo de Política Monetaria del BCRA decidió bajar su tasa de política monetaria (la del centro del corredor de pases a 7 días) en 75 puntos básicos y la ubicó, así, en 28% anual. Era una decisión esperada y no sorprendió a los economistas, más allá de que algunos esperaban que el BCRA la dejara en 28,75% para mostrarse autónomo ante un Gobierno que presiona para que afloje su política monetaria. Fue una baja testimonial y muy lejana de la poda de 300-400 puntos básicos que querían cerca de Marcos Peña.

 

Es que los motivos para bajar la tasa parece débiles: la inflación sigue elevada (y será muy alta durante estos meses) y las expectativas siguen desancladas, aún con respecto a la nueva meta de 15%, porque el mercado espera una inflación más cercana a 20%.

 

El BCRA parece haber ponderado más dar una señal hacia la Casa Rosada para minimizar tensiones.

 

¿Qué dijo el BCRA? Así justificó la baja de tasas. “En la visión del BCRA el proceso de desinflación se ha encarrilado a lo largo del último semestre. La inflación núcleo de los últimos tres meses se ubicó, en términos anualizados, cerca del 18% y los datos de alta frecuencia indican que esta dinámica favorable persistió a lo largo del mes de diciembre y en los primeros días de enero. En este contexto, una baja en la tasa de interés de referencia evita que se incremente el sesgo contractivo de la política monetaria”, explicaron.

 

“Con toda la información disponible, el BCRA decidió reducir su tasa de política monetaria, el centro del corredor de pases a 7 días, en 75 puntos básicos, a 28%”, agregaron.

 

El BCRA será cauteloso en la adecuación de la política monetaria al nuevo sendero de desinflación, agrega el comunicado, un comentario imporante para remarcar que sigue vigilando de cerca el proceso. “Naturalmente, si se busca una menor velocidad de desinflación que la planeada originalmente, corresponde un sendero de política monetaria menos contractivo que el que antes se preveía. Pero esa moderación en el sesgo contractivo sólo podrá sostenerse en el tiempo en la medida en que la evolución de la desinflación sea compatible con la trayectoria buscada”, aclararon. “El BCRA conducirá su política monetaria para alcanzar su meta intermedia de 15% en el año 2018”, finalizó el comunicado.

 

Te puede interesar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *