Inicio » Negocios » La transformación digital se viraliza



La transformación digital se viraliza


18 de diciembre, 2017



 

Por Florencia Barreiro

 

En algún punto de la conversación se entromete el tema de la transformación digital. No importa el sector o el puesto al que pertenecen los hombres de negocios o si se trata de un nuevo proyecto o de una empresa de larga experiencia en el mercado. Los desafíos para sobrevivir en el nuevo ecosistema digital y la necesidad de estar a la altura de los cambios prometen instalarse al tope de la agenda durante un tiempo largo. La clave está en tener algunas pistas para encararla con éxito.

 

  • Proceso ineludible La empresa u organización que no esté dispuesta a reconocer la revolución digital está condenada a quedar fuera del juego. Esta es la premisa más apocalíptica sobre la importancia actual del proceso de transformación digital que repiten los gurús tecnológicos. Pero también es la punta de lanza que empuja y abre oportunidades en el reacomodamiento de mercados y sectores. “La transformación digital avanza porque nuestros competidores nos muestran que si no la adoptamos podemos desaparecer”, destaca Guibert Englebienne, cofounder de Globant.

 

  • Ser o no ser digital Los nuevos emprendimientos deberán nacer digitales, con las ventajas y beneficios de tener el ADN digital en el propósito y el corazón de la organización. Y aquellas empresas que nacieron con el único sostén de los ladrillos son las que tienen el principal desafío de adaptar y cambiar su cultura organizacional y sus estructuras para poder sobrevivir. Las empresas tradicionales deben transitar el camino hacia la transformación para no perder la ola.

 

  • Posta con obstáculos Una reciente encuesta de Logicalis, empresa de soluciones y servicios de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC), indica que el proceso de transformación digital no está siendo algo
    fácil para las empresas. Los CIOs que abordan procesos de transformación digital indicaron que factores como complejidad, costo, cultura, capacidades y seguridad son los principales obstáculos para lograr ese objetivo. De todas maneras, el mayor obstáculo entre todos los mencionados, es el de la cultura organizacional, por eso el proceso de transformación deberá poner varias de sus fichas en cambiar la gramática del funcionamiento de las empresas.

 

  • Enfoque estratégico La transformación digital sólo será exitosa si se integra a la estrategia general del negocio. Su impacto no se relaciona con tener una nueva aplicación, sumar más presencia en Instagram o entusiasmarse con el potencial del Big Data. Tampoco el esfuerzo debe distribuirse por separado en las diferentes unidades de negocio. El enfoque debe ser estratégico y unificado.  La transformación digital no es la transformación de marketing de la compañía .Es la transformación de todos los procesos claves. “Si la transformación no pega en el negocio sólo es una mejora”, explica Gustavo Guaragna, CEO de Snoop Consulting. “Hay que pensar todo el negocio en código digital”.

 

  • Creación de valor digital En este proceso estratégico, la producción de valor y el propósito también deben poner el foco en lo digital. “La digitalización de la producción implica una transformación radical de empresas: ayuda a diferenciar productos e incrementar la voluntad de pago de usuarios, así también como a reducir costos en base a saltos cuantitativos en eficiencia. Asimismo, la digitalización permite desintermediar a competidores o crear una nueva proposición de valor a clientes, afirma Raúl Katz, director académico del gA Center for Digital Business Transformation.

 

  • Tenían la razón, hoy el poder La tecnología digital empoderó primero al usuario consumidor. Y una mala experiencia basta para hacerlo enojar. “Hoy el cliente está a un click de buscar una alternativa mejor”, afirma Santiago Luque Colombres, Director de Innovación de Apex America, empresa líder en servicios BPO, con foco en Customer Experience Digital. Hoy los consumidores, buscan simplicidad (en pocos clicks obtener lo que estaba buscando), velocidad de respuesta (la inmediatez, no hay tolerancia a la espera) y personalización (sabiendo que la tecnología está disponible, el consumidor no tolera que se lo trate como uno más del montón). Hay bajo umbral a experiencias negativas y que requieran alto esfuerzo. Los consumidores buscan sus propias respuestas, son pro-activos y por eso es necesario una estrategia de omnicanalidad en el customer experience digital.

 

 

Dejá un comentario




Deja un comentario