Con preocupación, gobernadores exigen ser escuchados por Nación

Quince provincias de la oposición comenzaron ayer a delinear la negociación por la distribución de los recursos

 

Por Mariano Espina

 

A la vez que Cristina Kirchner advertía que el Gobierno “quiere un Parlamento sumiso”, quince provincias por la oposición discutían la manera de unificar criterios ante la Casa Rosada para los temas venideros, pero aseguraban que van a “ayudar a garantizar gobernabilidad” y a sostener canales de diálogo. Pero el mensaje de los mandatarios no fue a CFK, sino al presidente Mauricio Macri. Y pese a que la mayoría cayó derrotada el último domingo, no bajan la guardia y reclaman que la espuma del triunfo que atraviesa Cambiemos no implique cambios en la discusión por la distribución de los recursos. A la espera de un encuentro con el Presidente, o con funcionarios de alto rango, este martes ministros de Hacienda y legisladores prepararán un documento con los principales puntos para discutir como el Presupuesto y el difícil Fondo del Conurbano.

 

La cita fue en el Consejo Federal de Inversiones (CFI), y la coordinaron en pocas horas Sergio Uñac y José Manzur, de San Juan y Tucumán. También el cordobés Juan Schiaretti. Pero el encuentro no fue exclusivo para afiliados al Partido Justicialista. Dijeron presentes el socialista Miguel Lifschitz (Santa Fe) y el misionero Hugo Passalacqua. No hay grietas cuando lo que está en juego son las arcas provinciales. La asistencia fue numerosa: doce gobernadores y tres representantes. Se ausentó Juan Manuel Urtubey, que envió a su vice. Excepto Neuquén, Chubut y Río Negro, estaban presentes todas las provincias opositoras. Alicia Kirchner, por Santa Cruz, estuvo entre los invitados.

 

Los resultados del último domingo estuvieron también encima de la mesa. El entrerriano Gustavo Bordet, por caso, venía de aceptar la renuncia de diez miembros de su gabinete. En su provincia Cambiemos le sacó quince puntos de ventaja. Urtubey, uno de los casos más resonantes, prefirió esquivar las cámaras y quedarse en Salta. “Es más complicado porque Juan tiene aspiraciones nacionales, pero está exagerando”, reflexionó uno de sus pares. Schiaretti no tuvo el protagonismo que sí ejerció en reuniones anteriores, mientras que Uñac fue uno de los más demandados por sus compañeros pero también por la prensa.

 

Pero los gobernadores insisten en que lo que se dijo en las urnas no debe entorpecer la negociación entre las jurisdicciones. Se va a debatir en estos meses el Presupuesto 2018, prórrogas a varios impuestos, pacto fiscal, y se hará presente también el fallo de la Corte Suprema por el reclamo bonaerense para recuperar el total del Fondo del Conurbano. La mayoría estarán presentes este lunes en el CCK, para escuchar la invitación a un gran acuerdo por parte del Presidente. “No alcanza con la foto”, reconoce un gobernador. Esperan ser invitados por Macri, o algún ministro para comenzar la difícil discusión.

 

Entre otros temas, también se analizó la nueva distribución del impuesto al Cheque, y el tributo al cigarrillo. También cambios al sistema jubilatorio y las bajas a los ingresos brutos. En síntesis, las provincias exigen que se les compense por un lado lo que se les quita por el otro. Hay un punto en el que coinciden con el oficialismo: todo acuerdo debe ser integral.

 

También asistió Miguel Angel Pichetto. La presencia del senador y jefe del bloque PJ-FpV, le dio un condimento peronista al encuentro, pese a los invitados extrapartidarios Lifschitz y Passalacqua. Están firmes en la posición de que Cristina Kirchner ya no pertenece al PJ y su nuevo espacio debe tener su correlato en el Congreso. El panorama es más claro en la Cámara Alta, en el que Pichetto asumiría un rol más protagónico con el espaldarazo de los mandatarios.

 

Hay más nubes cuando la discusión es sobre el escenario en Diputados. Crecerá a partir de diciembre el bloque justicialista, en el que tienen depositados -en general- sus bancas los gobernadores del PJ dialoguista. Y está integrado por el bonaerense Diego Bossio, que en su rol de peronista y también de vicepresidente de la comisión de Presupuesto y Hacienda estará presente el en la mesa del martes próximo. Pero no está definido qué sucederá con los bloques en esta cámara. Según los números del domingo, el FpV-PJ mantendría un bloque de 68 diputados y sería la principal bancada por la oposición.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *