Macri presenta los trazos gruesos de su “reformismo permanente”

En el CCK, el Gobierno presenta hoy los “acuerdos básicos de gobernabilidad” que pretende alcanzar con distintos actores

 

“Reformarse es crecer, y Argentina entró en una etapa de reformismo permanente y no hay que tener miedo a las reformas”. Esto dijo el presidente Mauricio Macri. En la Casa Rosada, el día después de las elecciones legislativas que le proporcionaron un espaldarazo a la gestión de Cambiemos. Como adelanto de la hoja de ruta que el mismo Presidente presentará hoy, a metros de ahí, en el CCK, en un encuentro que tendrá como invitados a gobernadores, legisladores, funcionarios, sindicalistas, empresarios, y miembros de la Justicia.

 

Los trazos gruesos de esas reformas, que se pretenden permanentes, se esbozaron en los últimos días y se podrían dividir en dos grandes grupos. Por un lado, las institucionales, que tienen como objeto la Justicia, el sistema electoral, las relaciones laborales. Por el otro, las fiscales, que tienen a la relación entre la Nación y las provincias como protagonistas principal. Allí están la modificación de algunos impuestos, la prolongación de otros y el posible rediseño de su ingeniería para su cobro o su reparto. Las del régimen previsional también ingresan en este grupo. “Acuerdos básicos de gobernabilidad”, los llamaron los voceros del Gobierno que dejaron pistas sobre sus contenidos.

 

Acuerdos

 

La presentación de hoy del presidente Macri, no obstante, pretenderá establecer un rumbo, más que precisar especificidades de cada una de ellas. Ante un público variopinto intentará mostrar el poder político que logró conquistar tras las elecciones, con una legitimidad de ejercicio más robusta para emprender la marcha que considera necesaria, y, a la vez, espíritu acuerdista, abierto al diálogo entre los distintos actores sociales y en búsqueda de consensos.

 

Dos certezas transitan Casa Rosada por estas horas. Por un lado, no será posible avanzar con cada una de esas iniciativas, que deben convertirse en leyes en el Congreso, sin apoyos de distintos sectores; por lo menos, aquellos sectores opositores más propensos a negociar con el Gobierno, además de los propios. Por el otro, que la recuperación incipiente de las variables económicas, que este año le permitió no complicar la ecuación electoral, no persistirán, en el tiempo, sin reformas que impulsen una mayor competitividad y mayor inversión.

 

Temáticas

 

Desde el Gobierno dejaron trascender que el Presidente hablará de la necesidad de alcanzar el añorado equilibrio fiscal. Para el Ejecutivo Nacional, pero también para las provincias y los municipios. Los gobernadores formarán parte importante del núcleo de invitados, y la reforma fiscal a debatir los tendrá también a ellos como protagonistas. Explícitamente o no, el pedido a la Corte Supremas de Justicia de la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal de quitarle el tope al Fondo de Reparación Histórica del Conurbano estará como telón de fondo. Los gobernadores temen perder en la pulseada la cuestión podría ser una llave para sentarlos a la mesa (como la prevista el jueves 2) para avanzar legislativamente, por caso, una ley de Responsabilidad Fiscal que los comprometa con los objetivos que marque la Nación.

 

La reducción de los impuestos provinciales a Ingresos Brutos para mejorar la “competitividad empresaria” o el reparto de fondos coparticipables son otros temas en cuestión. Otra posibilidad es que se plantee una baja gradual de impuestos para incentivar la producción y el consumo. “Es algo tan básico como ponernos de acuerdo en cuestiones puntuales que logren que este crecimiento -que por fin podemos tener en la Argentina- sea sostenible en el tiempo”, señaló el ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio, sobre la presentación de Macri de hoy, al aclarar en la cita en el CCK no se presentarán los lineamientos de una reforma impositiva.

 

Otros temas que ingresan en la agenda son el trabajo privado como “eje para combatir la pobreza”. De esta forma, el Gobierno daría  inicio a discutir un blanqueo laboral extendido y para pensar una reforma con sectores de la oposición y con los sindicatos. La estrategia de inserción en el mundo también formará parte del discurso de Macri. Aumentar las exportaciones, en un contexto de balanza comercial negativa, es otra de los desafíos que se propone el Gobierno.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *