Las claves de la reforma impositiva que propone Vidal

“Significa un primer paso en un sendero de reducción de la presión impositiva de la provincia”, indican en La Plata

 

La ley de leyes de la provincia más importante del país entró anoche a la Legislatura provincial. Y no ingresó sola. Estaba acompañada por dos proyectos más: una sobre reforma impositiva y otro, sobre responsabilidad fiscal con los más de 130 municipios que tiene el distrito (por caso, estos no podrán gastar más de lo que recaudan y sus niveles de empleo no podrán superar a la suba de la población). Y el activismo no quedará allí: en los próximos días, dicen cerca de la gobernadora, girarán iniciativas para bajar el gasto en la Legislatura, quitar jubilaciones de privilegio y derogar exenciones a los gremios y asociaciones políticas.

 

“Por primera vez en décadas, el proyecto de Presupuesto provincial establece a la vez, una baja del déficit, un aumento en el presupuesto para obras y una baja de impuestos. En este marco, los gastos totales proyectados para 2018 ascienden a $ 630.000 millones mientras que los ingresos totales ascienden a $ 599.000 millones”, indica un comunicado interno al que tuvo acceso anoche El Economista. “El foco está puesto en el plan de obras públicas y en la inversión social”, agrega.

 

Se prevé un superávit corriente, y se contempla un déficit para el financiamiento de inversión en obras. “Es decir, que toda la deuda contemplada es para la realizar obras de infraestructura que son fundamentales para subsanar la deuda social que acarrea la provincia”, dice ese texto. En total, el déficit será de 0,6% del PIB y la inversión ascenderá a nada menos que 7,8% del PIB.

 

Y el activismo no quedará allí: en los próximos días, dicen cerca de la gobernadora, girarán iniciativas para bajar el gasto en la Legislatura, quitar jubilaciones de privilegio y derogar exenciones a los gremios y asociaciones políticas

 

“En este Presupuesto se reflejan dos ejes centrales: 1) Plan de obra pública para continuar conectando a la provincia con rutas más seguras, con un SAME que llegue a más municipios y con las guardias de los hospitales refaccionadas y equipadas. Asimismo, se ampliará el trabajo realizado en obras hidráulicas y se profundizará la inversión en infraestructura escolar poniendo énfasis en un plan de mejora y transformación de escuelas de alta vulnerabilidad. 2) Fuerte inversión social para acompañar a los más vulnerables en la transición hacia el desarrollo, con programas de asistencia social y mayor cantidad y calidad en las prestaciones de salud, educación, cultura y seguridad”, dice la ley de leyes.

 

“Se destacan las siguientes áreas, que son las que reciben los mayores incrementos, por encima de la pauta inflacionaria prevista: desarrollo social con 33%, infraestructura con 22% y salud con 19%”, destaca.

 

Ley Impositiva 2018

 

El proyecto de ley, indican cerca de “MEV”, “significa un primer paso en un sendero de reducción de la presión impositiva de la provincia”. “Se prevé una importante reducción del impuesto a los Ingresos Brutos y el Impuesto de Sellos, que son los dos más distorsivos y que atentan contra la actividad y el empleo”, agrega ese comunicado. Esa reforma implica una resignación por parte del Estado provincial de nada menos que $10.000 millones de recaudación. En términos brutos, por II.BB. y Sellos, La Plata resignará $14.000 millones y, por el Inmobiliario, sumará $4.000 millones, tal como confirmó Hernán Lacunza, ministro de Economía bonaerense, en diálogo con El Economista.

 

  • Ingresos Brutos

 

Las pymes industriales que facturen hasta $78 millones anuales se verán beneficiadas con la exención de este tributo. En total, serán 40.000 pymes. Asimismo, para los grandes contribuyentes industriales, se reduce la alícuota de 1,75% al 1,5%, alcanzando a 3.900 grandes empresas.

 

“Por primera vez en décadas, el proyecto de Presupuesto provincial establece a la vez, una baja del déficit, un aumento en el presupuesto para obras y una baja de impuestos. En este marco, los gastos totales proyectados para 2018 ascienden a $ 630.000 millones mientras que los ingresos totales ascienden a $ 599.000 millones”, indica un comunicado interno

 

En el caso de pequeños comerciantes, se eleva el monto máximo de facturación para ese tributo de $1,3 a $2 millones anuales. Esta medida beneficiará a 15.000 pequeños comerciantes los que pasarán de pagar una alícuota de 3,5% a pagar 2,5%. En el caso particular de los comerciantes de carne, se reducirá y unificará la alícuota a 2,5%, beneficiando a 2.200 carnicerías que antes pagaban alícuotas del 3,5% y 5%.Las empresas de la construcción se verán beneficiadas con una reducción de la alícuota que pasa del 4% al 3%. Esta medida favorecerá a casi 39.000 empresas. Los pequeños productores agroganaderos tendrán alícuota del 0% cuando facturen hasta $ 3 millones anuales, impactando a más de 38.000 productores.

 

  • Sellos

 

Se reduce la alícuota de venta de propiedades pasando del 3,6% al 2%. Para la venta de autos 0 km se reduce la alícuota del impuesto de sellos y de ingresos brutos al 2,5%, antes esos impuestos aplicaban alícuotas del 3% y 3,5% respectivamente.

 

  • Automotores (patentes)

 

No se implementa ningún incremento en la presión impositiva, sino que las variaciones en el pago del impuesto serán consecuencia de la evolución del valor de mercado de los vehículos.

 

  • Impuesto Inmobiliario

 

Con el propósito de corregir la distorsión generada tras doce años de alta inflación en los que no se actualizó el valor fiscal de los inmuebles, la provincia de Buenos Aires decidió actualizar dichos valores. El proyecto establece topes para que el incremento promedio del impuesto no afecte de manera significativa a los contribuyentes. El promedio del incremento en el impuesto inmobiliario urbano es del 56%, lo que significa para la mitad de las viviendas de la provincia una suba máxima de $41 por mes. El impuesto inmobiliario rural aumenta 50%, lo que implica para la mitad de los productores un incremento de hasta $61 por mes. Se eximirá a pequeños productores agropecuarios que tengan hasta 50 hectáreas y facturen hasta $3 millones anuales.

 

Adicionalmente, los productores afectados por inundaciones que en 2017 hayan recibido exenciones o postergaciones de vencimientos impositivos en virtud de los beneficios previstos en la ley de emergencia agropecuaria, recibirán un tratamiento análogo en 2018, con exenciones del 50% en caso de emergencia y del 100% en caso de desastre agropecuario, en las mismas cuotas en que recibieron un tratamiento diferencial en 2017

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *