El Gobierno presenta hoy la reforma más esperada: la tributaria

31 de octubre, 2017

 

“Lamentablemente tenemos impuestos que ningún país tiene, impuestos demasiado altos, con una distribución poco equitativa y un sistema impositivo complicado y engorroso, y la peor distorsión de nuestro sistema es la evasión fiscal, genera competencia desleal, castiga a los más productivos, a los que invierten, a los que exportan, a los que dan trabajo formal. Ya empezamos a bajar la carga tributaria, bajó casi dos puntos desde que asumimos, claramente desde un punto de partido muy alto, es cierto, y todavía nos queda mucho camino para recorrer. Por eso queremos avanzar con las provincias y con los municipios hacia un sistema de impuestos más simple, más claro, más equitativo y que beneficie la inversión productiva y la creación de empleo, por eso mañana o el miércoles vamos a presentar una propuesta de reforma tributaria, con la mira en la equidad y en largo plazo”, dijo Mauricio Macri, ayer, sobre la reforma impositiva que finalmente hoy presentará Nicolás Dujovne en el Palacio de Hacienda.

 

Hoy, en Argentina, la presión impositiva es la más alta de la región, según un estudio de Economía & Regiones. El Estado percibe el 34,6% del PIB mientras que en Chile ese valor es de 23,3% y el promedio de la región, 26,8%. La contracara de estos números es el gasto público más alto de la región: 43,6% del PIB.

 

 

El eje será gravar menos a la inversión y el empleo, y más a la renta financiera, “como hacen todos los países del mundo”, dicen en Hacienda. “El sistema tributario argentino tiene un diseño muy diferente al resto de los países: tiene una relativamente baja incidencia de impuestos directos o progresivos que gravan los ingresos o la propiedad de las personas, como Ganancias o Inmobiliario, y una muy alta incidencia de impuestos indirectos que gravan la venta o el consumo final de bienes y servicios, como IVA o Ingresos Brutos”, explican desde Econviews.

 

“La reforma tributaria que anunciará el Gobierno pretende que el sistema argentino sea más parecido al del resto del mundo. Si bien aún no se conocen los detalles del proyecto que se enviará al Congreso en las próximas semanas, los principales cambios implican bajar la presión impositiva a las empresas para favorecer la inversión y aumentar la presión a los individuos, buscando elevar la incidencia de impuestos más progresivos. En Argentina las empresas pagan por Ganancias (3,3% del PIB) un poco más que en el promedio de los países de OCDE (3,1%), pero los individuos pagan (2,2% del PIB) sustancialmente menos que en OECD (9,2%)”, explica Kiguel.

Te puede interesar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *