Renta financiera: empezarían a pagar impuestos los plazos fijos por más de $ 200.000

El anuncio realizado por el ministro Dujovne es un “disparo en el pie” para el Gobierno, según la interpretación del mercado

 

El gravamen a la renta financiera que impulsa el Gobierno, oficializado ayer por el ministro Nicolás Dujovne, dejó mucha tela para cortar. En el segmento más sensible, los ahorristas medianos que tienen depósitos en pesos en el sistema bancario, el problema surge a partir de este impuesto que podría impulsar la cotización del dólar. Más aún porque el Gobierno no determinó el mínimo a partir del cual se tendrá que empezar a pagar. Pero, una pista dio uno de los asesores de Dujovne ante la batería de consultas periodísticas. Se podría empezar a pagar a partir de ganancias anuales de $ 52.000. O sea, a grosso modo, un depósito de 200.000 que tiene una renta del 25% anual obtiene esa utilidad anual. Ganancia que en dólares es menos de US$ 3.000 anuales.

 

Todo eso, que se clarificará con el correr de los próximos días, es un “disparo en el pie” para el Gobierno según la interpretación del mercado. Los depósitos del sector privado llegan a $ 1,261 billones. Los plazos fijos alcanzan los $ 555.646 millones, de los cuales los mayores a 1 millón llegan a 222.651 millones y los inferiores a ese monto trepan a 333.000 millones. La gran mayoría de estas colocaciones podrían empezar, cuando sea Ley y en caso de que no haya modificaciones en el camino, a tributar el 5% por las supuestas ganancias. Algo más que discutible ya que la tasa que pagan los bancos por estas colocaciones es cero en términos reales (o sea, descontando la inflación).

 

Ayer en los bancos ya se atajaban y empezaban a deslizar lo que sucederá. “Se irán al dólar, simple como eso. No está a partir de qué piso empiezan a pagar. Pero si es como trascendió, es muy bajo. Eso generará mucha incertidumbre. No hay incentivo para hacer un plazo fijo ahora. Y automáticamente se pasarán al billete verde”, decía un experimentado operador de la city porteña.

 

La iniciativa  es un “disparo en el pie” para el Gobierno, según la interpretación del mercado

 

Se sabe que la decisión oficial no sólo tiene efectos recaudatorios poco claros, sino que además podría perjudicar finalmente la liquidez de los bancos y los préstamos, ya que habrá una caída de los depósitos totales en los bancos. “Eso es algo que podría jugar en contra para el otorgamiento de los préstamos. Hay que ver cómo se desenvuelve todo esto, es prematuro… Pero es claro que algún impacto podríamos tener”, afirmaban desde una entidad privada.

 

Lo sucedido el martes, en la antesala de las medidas oficiales, fue muy tranquilo en el mercado de cambios. El dólar mayorista retrocedió y cerró a $ 17,655, cuatro centavos y medio debajo del final del lunes. El volumen operado en el segmento de contado fue de US$ 732,6 millones y en futuros del Mercado Abierto Electrónico (MAE) se hicieron otros US$ 101,8 millones.

 

Según Global Agro Brokers, el mercado de dólar mayorista spot abrió muy ofrecido con algo de oferta financiera, aunque rápidamente la demanda genuina pagó la divisa con muchas órdenes de compra durante el resto de la rueda hasta recortar la caída a solo 4 centavos por debajo de la previa. Los futuros se negociaron demandados en general durante toda la jornada, con el volumen concentrado en las primeras tres posiciones, y algunas compras sobre el final, en la previa a los anuncios tributarios del ministro de Economía, dispararon las tasas implícitas hasta 400 puntos en todo el tramo corto.

 

“En el mes de octubre el tipo de cambio acumuló una suba de treinta y cuatro centavos y medio respecto del final de septiembre pasado”, consignó Gustavo Quintana, operador de PR Cambios.

 

“El ingresos de dólares sobre el final diluyó la suba inicial de ayer y acomodó los precios debajo de los máximos anuales alcanzados en agosto. Desde enero el dólar sube poco más del 11%, una corrección inferior al movimiento de los precios del resto de la economía”, añadió el especialista.

 

El mercado dará su veredicto a partir de hoy. En las mesas dicen que hay mucho ruido y que en los próximos días se empezará a ver el real impacto de los deseos oficiales de ponerle impuestos a los plazos fijos y otras inversiones locales.

 

Te puede interesar

5 Comments

  • Dentro de poco será impuesto por respirar . Así con la plata de la gente cualquiera . Las únicas ideas son sacar plata de prepo . Eso es un impuesto . Macri hace terrorismo financiero .

  • eduardo dice:

    un desastre.todos nos vamos al dolar
    se terminan los prestamos bancarios
    y adios a la produccion
    lo justo seria cobrar de 1.5 millones para arriba

  • Jorge ,Pérez dice:

    Que sucederá con los fondos de inversión en dólares ?

  • danielrds dice:

    Si todos retiran los plazos fijos de los bancos.. no habria suficiente efectivo en el mercado .. seria un caos. y de esa manera darian marcha atras con ese impuesto .. como hicieron con el impuesto que querian colocar al vino.

  • Ezequiel Quevedo dice:

    ¿Donde esta la cabeza de este gobierno?, ponerle interes hasta a un plazo fijo, es un robo. Lejo de achicar los impuestos los crea. Si descequilibran el sistema financiero del pais van a terminar de humdirnos. A este gobierno que tanto le gusta imitar a paises desarrollados, ¿ en que pais de la Tierra uno paga impuestos por casi todas las inversiones que hace?, sacaron las retenciones a las mineras diciendo “en ningun pais se pagan retenciones a la mineria”. Un fondo extranjero, ante el impuesto a las LEBAC en manos de extranjeros no residentes, las vendio, compro dolares y se fue del pais, esa fue la corrida de la semana pasada. No quiero pensar que Kiciloff era mejor ministro de economia que los salvadores del pais que evitaron nuestra supuesta venezuealizacion.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *