El Estado recaudó US$ 80,7 M por la venta de dos terrenos en Retiro

El dinero que desembolsen los ganadores de la subasta, las desarrolladoras Consultatio y TGLT, se destinará a la construcción del Paseo del Bajo

 

El Estado Nacional recaudó hoy US$ 80.700.000 en el remate de dos parcelas de un terreno ferroportuario que actualmente es usado como estacionamiento de autos en la zona de Catalinas Norte, en en el barrio de Retiro, y destinará ese dinero para costear, en parte, las obras del Paseo del Bajo.

 

 

Se trató de dos remates consecutivos, que se realizaron en la sede de la Agencia de Bienes del Estado (AABE), de dos parcelas de 3.200 metros cuadrados cada una. La primera la compró la desarrolladora Consultatio, de Eduardo Costantini, por US$ 40.200.000 y la segunda la adquirió la desarrolladora TGLT, de Federico Weil, por US$ 40.500.000. De las compulsas participaron solamente tres desarrolladoras: además de las ganadoras, se presentó BAP, que conformó un fideicomiso para ser parte del remate y responde a un inversor estadounidense no identificado.

 

El titular de la AABE, Ramón Lanús, dejó en claro que con estos remates el Estado “no vende las joyas de la abuela”, sino que transfiere un activo subutilizado del Estado nacional para una obra de infraestructura en la ciudad de Buenos Aires.

 

 

Por su parte, Costantini manifestó a los periodistas presentes en las subastas que estaba “muy contento” con el resultado del remate en el que salió victorioso, aunque pensó que iba a haber más oferentes. El precio base de las parcelas era de US$ 40 millones y Costantini ofreció US$ 200.000 más. “No subimos la oferta porque hay otras parcelas a rematarse y eso haría subir la base del resto”, explicó Costantini.

 

“El Paseo es una obra que está en ejecución. Su costo total es de US$ 600 millones y con estos remates de terrenos pesamos financiar el 50%”, estimó Lanús

 

Dijo que en el terreno construirá el cuarto edificio de su desarrolladora en la zona. Sostuvo que hay poca disponibilidad de oficinas en la ciudad y que el actual es “un buen momento para construir, a pesar de la suba de los materiales de construcción. Habrá que ver cuál es la demanda futura porque la construcción de un edificio lleva cerca de 4 años”, calculó.

 

“Este es un buen momento para el país. Hay optimismo, ventas, se alquilan oficinas. El resultado de los comicios fue muy halagüeño y reafirma las nuevas políticas”, aseguró.

 

En tanto, Weil dijo que probablemente construya oficinas en la parcela que adquirió y que está estudiando “diferentes usos” para darle al lugar, sin dar muchos detalles. “Buenos Aires está subofertada en oficinas y la expansión de la economía debería empujar la demanda”, afirmó.

 

Finalizadas las subastas, Lanús aseguró que el Paseo del Bajo “cambiará la ciudad” porque al ser un sitio por donde circulan camiones provenientes de todo el país, “resolverá problemas de logística”. “El Paseo es una obra que está en ejecución. Su costo total es de US$ 600 millones y con estos remates de terrenos pesamos financiar el 50%”, estimó.

 

El predio es de 91.337 metros cuadrados y fue dividido en siete parcelas; el 14 de diciembre se rematarán otras dos y el resto se subastará a lo largo de 2018

 

El predio ferroportuario es de 91.337 metros cuadrados y fue dividido en siete parcelas. Hoy se remataron dos, el 14 de diciembre se rematarán otras dos y el resto se subastará a lo largo de 2018.

 

“Fijamos una base cara” admitió Lanús y afirmó que son 10 los grandes desarrolladores inmobiliarios que están en condiciones de comprar estos terrenos, y explicó que muchas de esas empresas, como Raghsa e IRSA, están desarrollando emprendimientos en otras zonas de la ciudad.

 

Cuando se le preguntó si los remates podrían estar cartelizados, es decir, que sus ofertas podrían haber sido acordadas previamente por los jugadores intervinientes, dijo que “no me consta”. Detalló que la incidencia del terreno que se subasta es de US$ 1.500 el metro cuadrado, cifra a la que calificó como “cara, buena, y ojalá que en los próximos remates sea superior”.

 

Los oferentes deberán pagar una comisión de 1,5% y una seña del 10% en el Banco Ciudad en el transcurso de la semana. Tendrán un plazo de 100 días para cancelar el precio. Lanús calculó que al dinero invertido en la compra de las parcelas, las dos desarrolladoras deberán sumar cerca de US$ 115 millones cada una en las construcción de los edificios.

 

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *