BCE: comprará menos, pero por más tiempo

Menos compras de bonos pero durante nueve más: esa fue la decisión que tomó ayer Mario Draghi

 

Menos compras de bonos pero durante nueve más. Esa fue la decisión que tomó ayer el Banco Central Europeo luego de su tan comentada reunión porque los mercados esperaban que hubiese algún anuncio como efectivamente ocurrió.

 

De acuerdo al programa de expansión cuantitativa (QE) que finaliza en diciembre, el BCE compra activos por 60.000 millones de euros todos los meses. Ahora se decidió prorrogarlo hasta septiembre pero las compras, a partir de enero serán de 30.000 millones por mes. También se aclaró que podía continuar luego  de ese mes o aumentar en cualquier momento el monto de las compras si las condiciones económicas lo hicieran necesario. Como aclaró Mario Draghi se trata de un programa con final abierto. De todas maneras, en septiembre el BCE ya no tendría mucho margen  para seguir comprando porque de acuerdo al actual programa sólo puede tener hasta el 33% de la deuda emitida por un país.

 

La economía de la zona euro creció en los últimos años y por ese motivo los estímulos monetarios son menos necesarios aun que, por otro lado, la tasa de inflación no alcanza la meta del BCE que es “cercana pero inferior al 2%” y por la tanto se quieren mantener todas las opciones abiertas.

 

La moderación del QE por parte del BCE está en línea con lo decidido por la Reserva  Federal y  de un marco global con políticas monetarias menos expansivas por parte de los bancos centrales.  El BCE anunció que no subirá las tasas de interés por un buen tiempo y eso podría debilitar a la moneda común. En los primeros ocho meses del año el euro subió 12% contra el dólar pero desde septiembre ese proceso se detuvo. Un euro más débil favorece al crecimiento económico porque hace más competitivas las exportaciones y acelera la inflación porque encarece los productos importados para los consumidores europeos.  Una combinación ideal para el BCE. La respuesta de los mercados fue la esperada dado que el euro empezó a caer contra el dólar luego de conocerse la decisión del BCE. Cerró 1,37% por debajo del día anterior.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *