Fuerte déficit comercial en el sector metalúrgico

19 de mayo, 2017

 

Entre enero y marzo las exportaciones de la industria metalúrgica alcanzaron los US$ 584 millones, un incremento del 11,8% frente al mismo período del año anterior, mientras que las importaciones totalizaron US$ 5.190 millones, registrando un avance del 1,6% en la comparación interanual. Los datos se desprenden del último informe de la Asociación de Industriales Metalúrgicos de la República Argentina (Adimra). Según la entidad el déficit de la balanza comercial sectorial se redujo levemente, aunque es claro que las compras al exterior representan nueve de cada diez dólares del comercio exterior sectorial.

 

En una actividad como la metalúrgica, que engloba rubros como bienes de capital, partes y piezas, insumos para consumo final o insumos básicos, no es particularmente preocupante el volumen de importaciones y siquiera su incremento. Tampoco resulta extraño que las importaciones de bienes del sector metaúrgico superen holgadamente a las exportaciones del sector. Sin embargo, es bueno recordar que en la economía argentina los únicos segmentos productivos que generan dólares son el sector primario y las manufacturas de origen agropecuario, que compensan parcialmente –desde hace meses crece el rojo de la balanza comercial– la demanda de divisas de las distintas industrias y la energía.

 

 

Vaivenes

 

“El crecimiento de las ventas al exterior en el primer trimestre de 2017 (sin tener en cuenta los rubros “Tubos y perfiles de acero”, “Aeronaves” ni “Buques y embarcaciones”) se debió a un efecto positivo en las cantidades (63%) y un efecto negativo en los precios (-36%)”, asegura el informe de Adimra.

 

En cuanto a las importaciones, explica, “influyó negativamente el efecto precios en -3% y positivamente el efecto cantidades en el 6%”. Pero hay que aclarar que el salto en las exportaciones no se debe a un súbito interés de los compradores del exterior en los productos nacionales ni a la mejora de competitividad de los bienes made in Argentina.

 

Adimra destaca que desde 2012 se observa un fuerte descenso en las ventas externas metalúrgicas y una tendencia contractiva más leve en la producción. Sin embargo, “producto de la baja base de comparación de las ventas al exterior en el año 2016, en el primer trimestre del 2017 las exportaciones crecieron 11,8% en promedio mientras que la producción disminuyó –5%”, apunta la entidad.

 

Dejá un comentario




Dejá un comentario