Señales mixtas en el real estate corporativo

30 de marzo, 2017

 

El mercado corporativo de oficinas Premium (Clases A y A+) en Buenos Aires registró una caída de la demanda al cabo del primer trimestre del año, motivada en especial por una mayor disponibilidad de edificios existentes y pocas transacciones en comparación al mismo período del año anterior. Esto se dio en un contexto en el que, entre enero y marzo de 2017, no se registraron entregas de nuevas oficinas. Sin embargo, para los próximos nueve meses se prevé la incorporación de más de 128.000 m2 a la oferta en la Ciudad de Buenos Aires, la Zona Norte y el Distrito Tecnológico.

 

Los datos corresponden al último relevamiento de la consultora CBRE, especializada en el mercado de real estate corporativo, con datos al primer trimestre del año. “Un tropiezo en la demanda no es caída, profundos cambios y transformaciones han ocurrido en 2016 y se continuaron en 2017”, aclara de entrada el documento.

 

La principal razón de este comportamiento es que con casi 144.000 m2 absorbidos en 2016, la importante toma de metros cuadrados rebotó en el primer trimestre de 2017, con una caída en el espacio ocupado, indica el análisis de la consultora, dando como resultado una absorción neta negativa de 13.140 m2. “Producto de la caída en la demanda, la tasa de vacancia aumentó en el primer trimestre, cerrando en 7,3%, 70 puntos básicos por encima del trimestre anterior”, apunta.

 

Cuadro

 

El horizonte

 

En cuanto a las perspectivas, CBRE considera que hay bases para una recuperación del mercado en el corto plazo. “La tregua en la caída de la disponibilidad y la absorción no debería durar mucho, proyectos próximos a entregarse, algunos de ellos ocupados en su totalidad, sumado a un mercado de alquileres más dinámico revertirían la tendencia en poco tiempo”, explica.

 

Los precios, por su parte, continúan en ascenso. Aunque el informe no lo aclare, se presume que el impacto en los valores de comercialización y alquileres absorbe, al menos en parte, la inflación y el aumento de costos de construcción. Este alza, sin embargo, no se traduce en mayores costos de expensas, los que se mantienen “estables, señal de una inflación que se desacelera”, indica el informe.

 

Inventario

 

Uno de los aspectos que determina la buena salud del mercado inmobiliario corporativo es la tendencia a incorporar más metros cuadrados en los próximos meses, lo que lógicamente ampliará la oferta, y permitirá mantener tasas de vacancia interesantes, tanto para locadores como locatarios.

 

Si bien durante el primer trimestre no hubo entregas de nuevas oficinas, se estima que entre abril y diciembre de este año estarán disponibles en el mercado 128.252 m2, distribuidos casi uniformemente entre entre la Ciudad de Buenos Aires (Catalinas, Puerto Madero), la Zona Norte y el Distrito Tecnológico. Esto se da luego de un año 2016 en el que se incorporaron a la oferta 122.056 m2, un nivel elevado respecto del promedio anual histórico de los últimos cinco años, que osciló en 75.000 m2.

 

En este contexto, CBRE destaca que el proceso de renovación del inventario comenzado en 2016, “continuará en 2017 y se profundizará en 2018, lo que ha tenido como consecuencia estándares de calidad más altos y ocupantes más exigentes”.

 

Dejá un comentario




Dejá un comentario