Inquietud de la UIA por actividad e importaciones

15 de marzo, 2017

 

La Junta Directiva de la Unión Industrial Argentina (UIA) analizó ayer un informe de su Centro de Estudios, que releva los últimos datos de producción, empleo, comercio exterior, al tiempo que considera también el impacto de los costos y los impuestos provinciales y municipales en la actividad fabril. Esto se da en momentos en que el Gobierno intenta contener las demandas de los sectores gremiales, preocupados por la pérdida de fuentes de trabajo y suspensiones, y los empresarios que advierten sobre la caída del nivel de actividad y el incremento de bienes importados, en especial en bienes finales en algunos sectores.

 

Según el Centro de Estudios de la UIA la actividad manufacturera registró en 2016 una caída del 4,9% comparado con el año anterior, “continuando la tendencia negativa de los años previos”. Las estimaciones para 2017 hablan de un repunte en torno al 1% o 2%, pero “con significativas diferencias a nivel sectorial, fruto de la evolución de costos internos, del impacto de la actividad en Brasil y de la intensidad de recuperación del mercado interno”.

Te puede interesar:  La clase política no habla de sus planes económicos

 

Al respecto, los miembros de la Junta Directiva expresaron su preocupación por la caída de la actividad industrial, en un contexto en el que la capacidad ociosa de la industria ronda en promedio el 35%,

 

Cuadro Cobo

 

La amenaza externa Un aspecto que genera especial preocupación entre los industriales es el incremento de importaciones en los últimos meses, una caracterización rechazada de plano por el Poder Ejecutivo. Según datos el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) el volumen de importaciones creció en 2016 un 3,8% pero dio un salto del 17% si se observa el desempeño de los bienes de consumo.

 

Por ejemplo, las compras al exterior de calzados crecieron 22% en cantidades, mientras que en muebles, asientos y colchones el alza fue de 14,8%, juguetes el 34% y el volumen de indumentaria creció 28,8%. Por su parte, las bebidas, líquidos alcolhólicos y vinagres se disparó 93,8%, los productos lácteos, huevos y miel saltaron 69,2% y las mermeladas y jaleas treparon 188% en cantidades.

Te puede interesar:  Indec anuncia la tasa de desempleo: podría subir hasta 10%

 

Además, las importaciones de tomate entero, trozos, preparados, o conservados subió más de de 300%, y las de carnes y sus preparados se incrementaron un 154,4%. Los datos del primer mes de este año van en la misma línea. Según el Indec enero finalizó con 7,2% de aumento en las compras de bienes al exterior (en volumen), mientras que en lo que se refiere a bienes de consumo el incremento fue de 22,7%.

 

Otro de los temas que generan inquietud entre los industriales es la carga tributaria nacional, provincial y municipal, “con impuestos que tienen una alta incidencia en el precio final”, en especial los impuestos subnacionales que impactan, de acuerdo a UIA, en más de 12% promedio del precio final del bien industrial.

 

Además, la entidad empresaria recordó que durante la Audiencia Pública por las tarifas de gas “se solicitó una tarifa competitiva para el sector, garantizando el suministro a largo plazo”.

 

Dejá un comentario




Dejá un comentario