Fuerte apuesta al acuerdo automotriz

16 de marzo, 2017

Derrumbe mercado interno vehículos

 

El Gobierno Nacional exhibió ayer con entusiasmo el acuerdo alcanzado con la cadena industrial autromotriz y los gremios involucrados en el sector. Sin dudas, las metas son ambiciosas, pero posibles de alcanzar, según la percepción de los principales actores de la cadena. Se trata de producir un millón de autos para 2023, lograr mayor integración de componentes y partes nacionales (35% en 2019 y 40% en 2023), promover inversiones por US$5.000 millones en los próximos dos años, crear 30.000 nuevos empleos en el sector e incrementar las exportaciones, en especial a países fuera del Mercosur.

 

Así podrían resumirse los puntos centrales del “Plan Un Millón”, anunciado ayer por la mañana en Casa de Gobierno por el Presidente Mauricio Macri, frente al gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti (también involucra a las provincias de Buenos Aires y Santa Fe), empresarios de las terminales automotrices, autopartistas, dirigentes gremiales de Smata, ASIMRA y la UOM, y representantes de la industria metalúrgica. El primer mandatario resumió el plan en dos ejes esenciales que son “producir un millón de automóviles y no sólo cuidar la industria, sino hacerla crecer en más de 30.000 puestos de trabajo”.

 

Te puede interesar:  Serán días de banqueros centrales

El ministro de Producción, Francisco Cabrera, destacó que “hace varios meses que venimos trabajando en un formato de diálogo donde las partes -distintos actores de la cadena industrial automotriz- nos ponemos de acuerdo”. En ese sentido, el funcionario aclaró que “es un acuerdo que mira hacia el futuro y nos planteamos el ambicioso objetivo de producir 750.000 autos para el 2019 y llegar al millón (de unidades) en el 2023”.

 

Por otra parte, se pretende impulsar el desarrollo de nuevas tecnologías de motorización y autopartes estratégicas, y al mismo tiempo fija el objetivo de mantener los precios en niveles semejantes a los vigentes en economías comparables de la región.

 

El factor Brasil

 

Claramente, nadie en el sector automotriz desconoce la fuerte incidencia que tiene la demanda brasileña en esta industria y en su cadena de proveedores, tampoco las autoridades nacionales. Al respecto, Cabrera reseñó que “en ese círculo virtuoso abordamos una exitosa negociación con Brasil para renovar el acuerdo automotriz, teniendo en cuenta que el 50% de nuestra producción se exporta a ese país”.

 

Pero la caída de la demanda brasileña los últimos dos años, llevó al Gobierno a impulsar las exportaciones automotrices a otros destinos. Así, una de las metas de este plan es que “al menos el 35%” de la producción argentina “se exporte a nuevos mercados”, con especial énfasis en países extra-Mercosur.

Te puede interesar:  Indec anuncia la tasa de desempleo: podría subir hasta 10%

 

Este acuerdo, sindicado como la continuidad del modelo alcanzado este verano en el sector petrolero para mejorar la productividad en Vaca Muerta, reconoce algunos antecedentes en 2016, con el fin de dinamizar al sector. Entre ellos pueden mencionarse, además de la renovación del acuerdo automotriz con Brasil hasta 2020, la sanción de la Ley de Autopartes, la quita de retenciones a las exportaciones industriales y la prórroga de bonos para bienes de capital, entre otras. Todo esto busca dotar de mayor previsibilidad a esta industria, muy golpeada por el menor volumen de exportaciones a Brasil.

 

En la actualidad trabajan en la industria automotriz más de 70.000 personas en forma directa y otras 150.000 en forma indirecta, hay 11 terminales que fabrican en el país y, además, hay una importante industria autopartista, con más de 500 empresas pequeñas y medianas. Entre terminales y fábricas de autopartes y componentes ya se anunciaron inversiones por unos U$S 3.500 millones.

 

Dejá un comentario




Dejá un comentario