Cambiemos se quedó sin su fantasista



 

por Diego Falcone

 
Para tener un superministro de Economía es necesario que se cumplan dos condiciones: a) una crisis y b) alguien que haga el trabajo sucio.

 

Alfonso Prat-Gay enfrentó una crisis y la superó con honores. Salió del cepo de una forma simple y sencilla y acordó en tiempo récord con los holdouts. Fue uno de los que ayudó a evitar la catástrofe. Pero no hizo el trabajo sucio.

 

Pensemos en Erman “Plan Bonex” González o en Remes “pesificación asimétrica” Lenicov. Ambos tuvieron que lidiar con las consecuencias de sus actos. Los dos pasaron al ostracismo político una vez consumada su obra. De manual, tal como le recomendaría Niccolò Machiavelli a su príncipe.

 

Con Alfonso fue distinto. El trabajo sucio era subir las tarifas y recortar el gasto. De lo primero se ocupó y con pobres resultados, el ex CEO de Shell. De lo segundo, ni noticias. Las múltiples ventanillas (ministerios de Desarrollo Social, del Interior, etcétera) por donde se fugan los pesos que recauda la AFIP siguen funcionando a pleno.

 

Mauricio Macri quería buenas noticias y nos prometió un segundo semestre que nunca llegó. Sumado a cuestiones personales y a la presión de los mercados por un ajuste (que nunca podría haber implementado Alfonso, por otro lado), saltó el fusible. Alfonso afuera. Echaron al 10 del equipo.

Te puede interesar:  En los primeros 10 días de noviembre, la inflación fue de 1,2%

 

¿Cuales son las consecuencias? Nos quedamos sin el fantasista de Cambiemos. El que puede resolver una crisis en una jugada, como la que implementó el 16 de diciembre al liberar el mercado de cambios –parcialmente– sin que entrará antes del día D un dólar de empréstitos externos. Ahora, tenemos un ocho, que va por derecha y regresa marcando el ataque rival. Va a cumplir con su tarea y el DT Mauricio podrá descansar tranquilo.

 

El que importa en todo equipo de calcio que apunte a ser campeón es el 5. Alguien alguna vez dijo que si a Daniel A. Passarella lo hubieran puesto de 5, en vez de 6, hubiera sido el mejor jugador de la historia. Nadie lo sabrá jamás. Hoy para Mauricio su 5 es Federico Sturzenegger. El presidente del BCRA es quien para los contraataques contrarios y mantiene el dólar en calma. El es el verdadero garante del modelo. Porque en este país, desde 1945, lo único que importa es el precio del dólar.

Te puede interesar:  Estiman que la inflación de noviembre será de 4,5% y que el próximo año tiene un piso de 40%

 

En los próximos meses el flamante ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, contará con el viento de a favor de un mercado internacional más amigable. ¿Por qué? En estos días ya estamos observando un respiro al aumento en las tasas de los bonos de EE.UU. Este incremento en el costo de financiamiento para Argentina (que empezó a mediados de agosto) podría revertirse en los próximos meses y despejar la llegada de nuevos flujo de capitales financieros.

 

Además, están los US$ 100.000 millones que se esperan por el blanqueo (otro logro de Alfonso) y que le darán una mayor recaudación al Gobierno en el corto y una mayor base imponible en el largo. Estos nuevos amables contribuyentes seguirán con sus impuestos alimentando un Estado sobredimensionado, que tarde o temprano, alguien tendrá que achicar (hacer el trabajo sucio, finalmente). Tal vez, después, podremos volver a soñar con un verdadero ministro de Economía. ¿No le parece?

 

(*) Economista y asesor financiero

 






Diario EL ECONOMISTA

jueves 14 de noviembre, 2019
Edición N° 4266
TEL 4-314-7680
Paraguay 776 C1057AAJ
Director Responsable: Juan Radonjic
Propiedad de Esecom SA
RNPI Nº 66640933