“Todavía vemos al sector privado con algunas dudas”

13 de mayo, 2016

El ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat-Gay, pasó ayer por el 33° Congreso Anual del IAEF y dejó varias definiciones: confirmó que habrá un blanqueo de capitales, agregó que se les pagará a los jubilados con sentencia firme, dijo que la inflación está bajando y que la economía va a volver a crecer en los próximos trimestres, defendió el “gradualismo” fiscal y señaló que el rojo fiscal se está reduciendo, y le advirtió a los ejecutivos presentes: “Si el empresariado local no empieza a tomar riesgos, me parece que va a ser el empresariado extranjero el que los va a pasar por arriba”.

 

Ante un auditorio repleto, Prat-Gay comenzó haciendo una defensa de la gestión económica y los hitos conseguidos en estos primeros cinco meses. Luego, se fue metiendo en los temas más apremiantes de la coyuntura económica. “Sé que están preocupados por la inflación, y nosotros también”, dijo y señaló “que una buena parte de la inflación de estos meses se explica por movimiento en los precios relativos de un sola vez”. Añadió: “Creemos que en el tercer trimestre los índices de inflación van a estar cerca o incluso abajo del 2% y creemos que en el cuarto trimestre vamos a estar, en promedio, en el 1,5%. Es decir, en el tercer trimestre vamos a estar con una inflación anualizada de 25% y el cuarto ya vamos a tener una inflación similar a la que esperamos para 2017”.

 

“El gradualismo es el único camino posible” y, añadió, “estamos bajando el déficit dos décimos por trimestre: es exactamente lo que prometimos”

Asimismo, confirmó su meta fiscal de reducir el rojo presupuestario 0,8 punto hasta 4,8% del PIB. “El gradualismo es el único camino posible” y, añadió, “estamos bajando el déficit dos décimos por trimestre: es exactamente lo que prometimos”. “Si nos critican por izquierda y por derecha es que estamos haciendo las cosas bien”, añadió. “Hemos arrancado tal cual preveíamos”, resumió Prat-Gay, dijo que la primera ola de inversiones llegará con las licitaciones para el sector energético y anticipó que la actividad económica terminará el año “empatada”, con un segundo semestre sustancialmente superior al que está por terminar.

Te puede interesar:  La confianza del consumidor cayó 1,1% en abril

 

La parte más “caliente” llegó con las preguntas que arribaron desde el público, y la primera fue sobre el blanqueo que, según dicen los rumores, sería inminente. “Le vamos a dar una oportunidad a quienes no tienen sus cuentas impositivas en orden para hacerlo antes de enero de 2017”, confirmó el ministro. “En enero del año que viene se abre de manera automática el intercambio de información de nuestra AFIP con sus contrapartes de todo el mundo”, añadió. “Quien no tenga su patrimonio declarado no va a poder donde ocultarlo”, y agregó: “Antes de ir hacia un esquema tan transparente de fiscalización corresponde darle una oportunidad, a quien no lo hizo, de regularizar su situación”. Por último, agregó que va a haber “una tasa impositiva, que va a ser alta, por cuestiones morales”.

Te puede interesar:  Los brotes verdes del verano se secaron en marzo, según privados

 

Asimismo, el público quería más precisiones sobre cómo haría el Gobierno para sanear las cuentas públicas. Así lo resumió Prat- Gay: “Dejando de chorear, dejando de regalarle al que no lo necesita y poniendo la economía en marcha, vamos a bajar el déficit fiscal”. Anticipó que, en una segunda etapa, el Gobierno “bajará impuestos”, aunque no ahondó en el tema.

 

Por último, se refirió a la crisis, que calificó de “inédita”, en Brasil. “Nos saca alrededor de 1,5 puntos de crecimiento este año”, dijo Prat-Gay. “Nos pega en la macro, pero también en la micro”, consideró, aunque se mostró confiado, en el caso del rubro automotriz, que la demanda interna compense el bajó exportador. “Somos muy respetuosos del proceso institucional”, definió. “Tenemos la oportunidad de refundar el Mercosur”, consideró, y se mostró optimistas con acercarse a la UE y, posteriormente, a la Alianza del Pacífico.

 

Para finalizar, concluyó su alocución hablando del sector externo. “Podríamos haber emitido deuda por US$ 40.000 millones”, dijo y manifestó que no lo hicieron para dejarle lugar a las provincias, que han comenzado a salir a los mercados “bajo un cronograma”. La tasa de interés que se paga por el endeudamiento “va a bajar, y muy fuerte, especialmente cuando el mundo y ustedes se convenzan de que este cambio está para quedarse”.

RelatedPost

Dejá un comentario




Dejá un comentario