Las deudas según la Iglesia

13 de mayo, 2016

La Iglesia advirtió ayer que el desencuentro es la “gran deuda” de los argentinos y condenó la corrupción que en estos últimos años impidió asistir a los sectores más pobres, al presentar el documento “El Bicentenario. Tiempo para el encuentro fraterno de los argentinos”. El presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, monseñor José María Arancedo, el vicepresidente primero, cardenal Mario Poli, y el secretario general, monseñor Carlos Malfa, detallaron en rueda de prensa los temas “neurálgicos” para la convivencia que se marcaron en el documento. Entre ellos, la pobreza, la crisis educativa y la falta de diálogo necesario.

 

“La pobreza no duele, lo que duele son los pobres y cuando pensamos en ellos pensamos en otro concepto que es la corrupción, que se le opone. Y nos hemos extendido bastante en este tema (en el documento), porque cuando alguien se queda con un vuelto, eso significa pobreza, pobres que sufren”, advirtió el cardenal Poli. En la conferencia, realizada en la sede episcopal del barrio porteño de Retiro, el arzobispo de Buenos Aires recordó que ya en el documento de Puebla, la Iglesia latinoamericana decía que “si muchos tienen poco es porque pocos tienen mucho”. Y, tras hablar de la pobreza como concepto, reconoció que “se ha exagerado demasiado en los reduccionismos: los gráficos, las estadísticas de la pobreza”. “Una gran deuda es el encuentro, pensar juntos no levantarnos de la mesa de diálogo rápidamente, aunque nos separen ideas e ideologías. Me parece que el magisterio del Papa nos alienta mucho a sentarnos en una mesa y llegar hasta el final. Y pensar con gestos de grandeza”, subrayó el cardenal Poli, y lamentó que en estos años haya habido “pocas y casi ninguna mesa del diálogo ampliada”.

 

Te puede interesar:  Jugada sorpresiva, que anticipa más polarización y quita espacio a peronismo federal

Los tres referentes de la cúpula episcopal indicaron, además, que tras llevarle ayer el documento al presidente Mauricio Macri, harán lo propio con los representantes de los poderes Legislativo y Judicial. Macri recibió el martes a los integrantes de la CEA en la residencia presidencia de Olivos, con lo que estuvo reunido durante 55 minutos, en un diálogo que las partes calificaron como “cordial”. Durante el encuentro, además de entregaron el documento, los obispos lo invitaron formalmente a participar del XI Congreso Eucarístico Nacional.

Dejá un comentario




Dejá un comentario