Para la OPEP, seguirá la sobreoferta de crudo

14 de abril, 2016

(Por Facundo Matos Peychaux)

La oferta mundial de petróleo seguirá en niveles por encima de la demanda durante 2016, según la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP). “La superabundancia de la oferta persiste y las reservas siguen siendo altas”, remarcó en su último informe mensual, correspondiente a abril.

Según la organización que reúne a los principales productores de petróleo, la “sobreabundancia” de crudo seguirá durante 2016 y llegará a ser de 790.000 barriles por día, contra los 760.000 barriles diarios pronosticados en el informe del mes pasado, si no hay un cambio en la política de producción de los principales productores globales.

En ese sentido, el 17 de abril, los ministros de Energía de esos países se reunirán en la ciudad de Doha, Qatar, donde deberán decidir si mantienen el congelamiento de producción o impulsan un recorte, lo que que impactaría favorablemente sobre los precios.

No obstante, alcanzar un consenso no es sencillo. El martes, Irak anunció que su producción a niveles récord de 4,43 millones de barriles en enero, lo que impactó negativamente sobre los precios del crudo. Ayer, en tanto, el crudo WTI -que cotiza en Estados Unidos- cayó 0,97% a US$ 41,76, mientras el Brent -precio de referencia para Londres- descendió 1,14% hasta los US$ 44,18, luego de que el ministro de Petróleo de Arabia Saudita, Ali al-Naimi, descartara que su país vaya a recortar sus niveles de producción, como pretenden desde varios sectores para revertir la tendencia de los precios. “Olvídense de ese tema”, respondió Naimi al periódico saudí Al-Hayat, según consignó Reuters.

¿Por qué la sobreoferta?

Amén de las explicaciones geopolíticas que se esgrimien, según los analistas, lo crucial en la tendencia que viene registrando el precio del crudo es la relación entre la demanda y la oferta.

Desde el lado de la demanda, en su reporte publicado ayer, la OPEP recortó sus proyecciones para 2016 a 1,20 millones de barriles diarios, 50.000 barriles menos que los que preveía hasta el mes pasado. De esta manera, la demanda petrolera total caerá a 94,18 millones de barriles por día durante el año, según los nuevos pronósticos.

“(El recorte de) las proyecciones sobre 2016 se debe a muchas incertidumbres, mayormente en el crecimiento lento de los grandes demandantes de crudo, la quita de subsidios en algunos países productores de petróleo, a factores climáticos en el Hemisferio Norte y a los diversos efectos de los precios del crudo en las diferentes regiones”, apuntó el informe.

Más en concreto, la OPEP revela su “preocupación por el desenvolvimiento económico en América Latina y las señales de desaceleración de China”. Entre los países con más complicaciones en la región, destaca a Brasil, aunque señala que el segundo y tercer cuatrimestre podrían marcar un crecimiento de su demanda como efecto de la celebración de los Juegos Olímpicos.

En tanto, sus previsiones de oferta marcaron una situación más heterogénea. Para los países que no integran la OPEP, la proyección para 2016 se contrajo en 0,73 millones de barriles por día a un promedio de 56,39 millones de barriles diarios. “La razón principal para este recorte es la menor expectativa respecto a la producción de los yacimientos maduros de China durante este año. Además, se esperan futuras contracciones de producción en Estados Unidos, el Reino Unido y Colombia”, explicó el informe.

En contraposición, la producción de los países de la OPEP mejoró en 15.000 barriles diarios durante marzo a un promedio de 32.25 barriles diarios en el mesm. Como resultado, se dio un crecimiento de la oferta global de 0,17 millones de barriles por día respecto al mes anterior y el promedio alcanzó los 95,68 millones diarios.

Rusia ve el crudo a US$ 50

El ministro de Energía ruso, Alexander Novak, prevé que los precios internacionales de petróleo se mantendrán entre US$ 40 y US$ 45 dólares por barril en el segundo semestre del año, y que podrían escalar hasta US$ 50 a finales de este año, según Reuters. En tanto, para 2017 y 2018, el ministro pronosticó un precio de barril entre US$ 60 y US$ 65.

Rusia fue uno de los propulsores en febrero -junto a Venezuela, Qatar y Arabia Saudita- del acuerdo para congelar la producción petrolera a niveles de enero, con el objetivo de cortar la tendencia a la baja del crudo, que por entonces estaba por debajo de los US$ 28. Desde entonces, el barril repuntó y actualmente cotiza con altibajos entre US$ 40 y US$ 45.

 

¿Y por casa como andamos?

Mientras los principales países productores del mundo se preparan para una reunión que será determinante en el resto del globo, Argentina registró un crecimiento de su producción anual en 2015 por primera vez en varios años, aunque sigue teniendo problemas para mejorar su producción en términos agregados, más allá de los avances que registra YPF.

En enero de este año, último dato disponible, la producción petrolera en todo el país alcanzó 83.449 m3 por día, totalizando 2.587.203 m3 al mes, la consultora Economía & Regiones en base a datos del Instituto Argentino del Petróleo y del Gas (IAPG). Esta merma significa una caída de 1,6% interanual y de 1,3% respecto a diciembre de 2015, el mes anterior.

Sin embargo, la evolución de las empresas del sector privado y la de gestión estatal YPF mostraron una clara diferencia. Mientras todas las primeras registraron caídas, la firma de mayoría accionaria en manos del Estado, fue la única que vio crecer su producción. En enero presentaron caídas interanuales PAE (-0,2%), SINOPEC (-8,4%), Petrobras (-23,9%) y Pluspetrol (-11,3%), empresas que en conjunto aportan el 32% del total producido a nivel país. En sentido contrario, se incrementó la producción en YPF (+0,8%), que participa con el 44%.

En la producción de gas natural, la situación fue diferente. En enero, alcanzó los 119.717 Mm³ por día, acumulando 3.711.416 Mm3 en todo el mes, lo que representa una suba de 3,2% con respecto a igual mes de 2015. Con respecto a diciembre, el aumento fue del 2,3%.

De nuevo, YPF lideró la suba (+3,8%), aunque también se le sumaron PAE (+6,7%), Total Austral (+1,5%) y Wintershall (+1,8%). En sentido contrario, la producción de Petrobras, cayó 12,3% en términos interanuales, producto de la venta de ciertos activos a mediados de 2015, según Economía & Regiones.

Una tendencia similar se ve desde la nacionalización de YPF, en 2012. La petrolera que conducirá Miguel Galuccio hasta el 29 de abril logró revertir sus números en producción, aunque esa mejoría no se vio traducida a las demás empresas.

En esa línea, sostiene un informe reciente de las consultoras Ecolatina y Key Market, si bien en 2015 la producción nacional de hidrocarburos dejó el terreno negativo, “la recuperación fue mínima (+0,03% interanual) y explicada únicamente por YPF”, ya que la producción de la misma aumentó 4% mientras que el resto de las empresas presentaron una retracción del 3% en 2015. En cuanto al gas, tanto YPF como las demás petroleras aumentaron su producción, aunque la primera lo hizo en un 10% y las segundas en un 1% en conjunto, resultando un aumento del 3,4% interanual en la producción local, según el informe.

“El menor dinamismo de la actividad de las empresas (excepto YPF) se debe por un lado a un contexto interno desfavorable con alta inflación, apreciación del tipo de cambio e incertidumbre económica (cepo cambiario, retenciones a las exportaciones y control de precios) y, por el otro, a los menores precios internacionales que hicieron inviable el desarrollo de proyectos como Vaca Muerta que contemplaban un break even cercano a los US$ 70 el barril. El resultado fue un desincentivo a las inversiones en el sector que se vio reflejado en la fuerte caída de pozos exploratorios del resto de las petroleras: en 2015 presentaron la mitad de pozos de los que tenían en 2011, mientras que YPF (acompañado por el gobierno nacional) presentó un 45% más de pozos de dichos pozos”, plantearon en su trabajo conjunto las consultoras Ecolatina y Key Market.

La inclinación a creer que resolviendo los problemas de YPF se solucionarían los del sector energético a nivel agregado fue uno de los puntos centrales de la crítica de los principales asesores de Mauricio Macri en materia energética que hoy desempeñan cargos en el Ministerio de Energía o YPF, como el caso de Juan José Aranguren, ministro de la cartera de Energía, o los directores de YPF, Jorge Lapeña y Emilio Apud.

Dejá un comentario




Dejá un comentario