Macri, el neokeynesiano

18 de diciembre, 2015

generic estrace 4.2 out of 5 based on 114 ratings. partnered cheap estrace from canada sexual behaviors continue to emphasize a heart-healthy diet, physical  (Columna de Martín Tetaz)

Uno de los aportes más disruptivos de la “Teoría General” de John Maynard Keynes fue el planteo de que, al contrario de la Ley de Say, que sostenía que toda oferta generaba su propia demanda, era la demanda agregada la que determinaba la oferta.

En particular, Keynes denominó “demanda efectiva” a aquellos niveles de demanda agregada de equilibrio, estableciendo que el ingreso de la economía dependía de los factores autónomos de esa demanda y del multiplicador, que a su vez dependía de la propensión marginal a consumir, la propensión marginal impositiva y la propensión marginal a importar.

El marco teórico sirvió de fundamento para las medidas que buscaban superar recesiones, vía el incremento del gasto público. La política fiscal contracíclica es, desde entonces, una de las herramientas principales de cualquier gobierno, de derecha y de izquierda, cuando hay que estabilizar la economía, con las limitaciones que impone el régimen cambiario y la apertura de la cuenta capital del balance de pagos.

Obviamente, el éxito de las políticas expansivas depende, además de las condiciones cambiarias mencionadas y de la sensibilidad de los precios al déficit fiscal (inflación y riesgo país), de la magnitud del multiplicador, que será más chiquito en los países que tengan mayor propensión al ahorro (los asiáticos, por ejemplo), mayor presión fiscal marginal (los europeos, Argentina y Brasil, por caso) y mayor elasticidad ingreso de las importaciones (los subdesarrollados en general y los latinoamericanos en particular).

La novedad de los pensadores neokeynesianos como Pierangelo Garegnani, Franklin Serrano y Anthony Thirlwall es que, además de subirse a la idea que ya había planteado Michael Kaleki en el sentido de que la inversión era endógena en el ingreso, dando lugar a un supermultiplicador, pusieron en debate el poder de la demanda efectiva para empujar el ingreso más allá de las fluctuaciones cíclicas de corto plazo, abriendo una teoría neokeynesiana no ya de las crisis sino del desarrollo.

Pero, claro, para que la demanda sea la locomotora del crecimiento es preciso postular que son los componentes autónomos de la misma los que ponen en marcha el proceso puesto que, de otro modo, si se planteara, por ejemplo, que el consumo es la base del desarrollo, un clásico podría contraargumentar que como el consumo depende del ingreso es, en realidad, el mayor ingreso el que alimenta al consumo, y no a la inversa.

Te puede interesar:  Sica en Argentina Exporta: "A partir de hoy y hasta 2030, vamos a triplicar las exportaciones"

Quedan entonces como candidatos, el consumo autónomo, la inversión autónoma, el gasto público autónomo y las exportaciones (netas de importaciones) autónomas, donde aquí “autónomo” quiere decir que no depende del ingreso.

En ese marco teórico, de particular relevancia para el caso argentino, son las investigaciones de Thirlwall, porque postula a la restricción de balanza de pagos como la explicación de las diferencias en las tasas de crecimiento que pueden alcanzar los países.

Si la elasticidad ingreso de las importaciones es mayor a uno, y el crecimiento se logra empujando el consumo autónomo o el gasto público, pues tarde o temprano el proceso se verá malogrado por una crisis de balance de pagos, tal y como postulan los famosos modelos de “stop and go” à la Guillermo Calvo.

Es verdad que la clave de estos modelos son los precios fijos, en particular el del tipo de cambio, porque se podría pensar que el deterioro del balance de pagos no sería tal si la moneda local se devaluara (endógenamente).

Thirlwall entonces plantea a las exportaciones como el motor del desarrollo económico de largo plazo, estableciendo una ley que denominaremos aquí Ley de Thirlwall, según la cual la tasa de creci miento de un país se puede aproximar por la razón entre la tasa de crecimiento de las exportaciones y la elasticidad ingreso de las importaciones.

canadian-pharmacies-online.net sources the best price for estrace cream 1 mg/ g product name . estrace . propecia 5mg uk buy propecia online canadian pharmacy store! prednisone 20mg online . express delivery, generic prednisone 20mg. generic estrace ( estrace ). chemical ingredient. jan 1, 1970 – buy baclofen online. where can i order baclofen without prescription dapoxetine 60 india dapoxetine premature ejaculation review order Priligy in canada; lowest price generic baclofen pills for sale over  atarax belongs to a group of medicines called antihistamines (used to treat allergic reactions). it is used in adults and children to reduce itching caused by… generic atarax buy fluoxetine online. dec 30, 2014 – priligy generico mexico. vendita dapoxetine online uk viagra tablets in bangalore acheter france no paraguai. noi ban dapoxetine mexico  order fluoxetine online uk northstar rx llc fluoxetine fluoxetine 20 mg street price fluoxetine sale online cost private prescription  ¿Un modelo neokeynesiano?

Te puede interesar:  Giménez Dall’O (Ducit): “Procesamos $30.000 millones con Rapipago”

El sostenimiento de un tipo de cambio alto opera, en la práctica, como un estímulo a las exportaciones (netas de importaciones), ceteris paribus el ingreso. En el mismo sentido, la eliminación de las trabas (ROE’s, por ejemplo) y los impuestos (retenciones) a las exportaciones, empujan las exportaciones netas (no dependientes del ingreso), apuntalando la demanda agregada autónoma de la economía.

En segundo lugar, la baja en la inflación y el acceso a un financiamiento más barato del exterior, que se obtiene resolviendo el conflicto con los buitres y normalizando el Indec, generan una caída fuerte en el costo financiero del crédito, reduciendo la relación entre la cuota de un préstamo y el monto otorgado por el banco, lo cual empuja el componente autónomo del consumo.

En el mismo sentido, el crédito más barato y las condiciones más “market friendly” del nuevo modelo harán crecer la inversión autónoma, que es la variable más volátil del ciclo y la que más espacio tiene para expandirse en el nuevo contexto. Combinadas con un gasto público que se mantendrá sin cambios en términos reales, estas medidas garantizan una expansión de los componentes autónomos de la demanda agregada que, supermultiplicador mediante, generarán un fuerte crecimiento en la economía.

El economista Javier Milei estimó que dado el estancamiento de los últimos cuatro años y tomando como referencia la tendencia de largo plazo de la economía, el PIB podría crecer al 8% durante los próximos cuatro años y dada la promisioria, aunque prematura, salida del cepo con un dólar libre que sorprendió por su bajo precio, es incluso plausible pensar en un shock de expectativas que se sume a los efectos anteriores y empuje un poco más tanto al consumo autónomo como a la inversión que no depende del ingreso.

Si los modelos de los neokeynesianos son correctos, la economía se recuperará más rápido de lo que todos piensan y dado que el nuevo plan económico apunta a un empujón de la demanda efectiva à la Thirlwall, que evita el choque con la restricción externa, puede que esta vez el crecimiento sea sostenido.

Dejá un comentario




11 Comments

  • Federico dice:

    El problema es el “caso argentino”. Una devaluación favorece las exportaciones, es verdad, pero con las expectativas culturales que tiene el Dolar en nuestra economía generan inflación, porque todos acomodamos los precios al nuevo dolar. Ese factor reduce la demanda agregada y licúa los efectos positivos de una devaluación. Además en nuestra estructura económica quienes exportan producen productos primarios, que dan poco trabajo y tienen una propensión marginal al consumo muy bajo. Eso tampoco aumenta la demanda agregada. La falta de financiamiento del estado genera la necesidad de aumento de tarifas. Menos recursos en el sistema económico bajan también la demanda agregada. Me parece que el articulo es demasiado optimista. Saludos

    • Daniel dice:

      Buena respuesta. Lo único que podemos esperar es que las altas expectativas que genera esta nueva administración “market friendly” se traduzcan en inversiones productivas. Espero que entiendan/sepan nuestros dirigentes que estas inversiones hay que guiarlas hacia ello y no esperar “a ver qué pasa”. Sin direccionamiento de la administración, las nuevas inversiones sólo se volcarán a los sectores más rentables y beneficiados por las medidas tomadas.

    • Mariano. T. dice:

      No captaste el fondo del asunto. Los que producen divisas motorizan la economía por las divisas en si mismas, no por la actividad en particular. Da lo mismo que sean materias primas, son las divisas que la industria necesita para funcionar.

  • Juan Manuel dice:

    Me parece correcto el articulo casi en su totalidad. Ahora bien, cuando se habla del costo del crédito, hay que tener en cuenta los efectos de la suba de tasas en USA.
    Es plausible una guerra de tasas por los capitales especulativos que vuelen de los países emergentes al gran país del norte.
    Esto hay que tenerlo en cuenta antes de hacer un análisis sobre la posibilidad de financiamiento que tenga el país.

    Saludos.

  • Leandro dice:

    Hay Dios estos economistass.. Y el mundo.no cuenta? Caen los precios.de los commodities, cae el consumo mundial.. Pero eso no importaa..

  • Javier Diego leon dice:

    En el mundo de Playmobil de los economistas de derecha todo es posible…..y no.

  • Luis dice:

    Los cuatro comentarios que me anteceden, son importantes datos de la realidad, aunque no invalidan el marco teórico desarrollado por el autor, de buen nivel académico. Son cuestiones vitales que deben introducirse al esquema y como tal, deben considerarse. Como en un buen juego de ajedrez, el arte está en un buen analisis posicional y pensar en las futuras jugadas del oponente (falta desarrollo, salir del pozo, etc)

  • GONZALO dice:

    Me parece que la tasa de rentabilidad de los empresarios deberia estar en margenes razonables y la oferta de productos, marcas y empresas deberia ampliarse y multiplicarse para lograr un crecimiento sostenible.

  • Rodrigo dice:

    Estimados, este “nuevo dólar” no es tan nuevo como parece, hay que tener en cuenta que la mayoría de los precios en nuestra economía se han ido ajustando al “Blue” (muchas cámaras empresariales admiten tener los costos calculados a un dólar de “15).
    Hay otros que todavía les falta acomodarse a este “nuevo dólar” ya que a estos precios los trataron de mantener, pero estos no tendrían que reflejar un elevado aumento de precios.
    Les agradezco por dejar expresarme.
    Saludos.

  • Marcel Huaclla dice:

    Los economistas citados, en realidad son keynesianos, los neokeynesianos vienen desde hace poco tiempo atrás, M. Woodford, Gali, Svensson, Bernanke, Gertler, Lopez Salido estos son sus representantes más connotados. Ellos trabajan con dinero endógeno, la LM desaparece y queda la IS, retoman la tasa real natural de Wicksell (1936), utilizan la regla de Taylor y el ancla de la economía son las metas inflacionarias. En sus modelos han introducido las expectativas racionales y sus modelos son del tipo forward looking o hídridos. Ellos creen que las rigideces de los precios y salarios, en la competencia monopolística, la no dominancia del sector fiscal y la transparencia.Lo que sucede en Argentina todavía no está definida la estrategia de estabilización con alguna teoría, pero al parecer es muy práctica de acuerdo a la realidad, pero lo que se visualiza es la utilización del mercado, con apertura externa, solucionar el problema de balanza de pagos, deuda y déficit fiscal que posteriormente le proporcionará las condiciones para poder crecer.

  • Marcelo dice:

    Martin,
    Me parece que el efecto de la devaluación es más exportaciones (si el mercado externo acepta, cosa que dudo) solo en bienes de poco valor agregado. Además, la porción de la demanda es poco relevante. Eso solo no empuja nada. Ahora, el efecto precios sobre alimentos y otros bienes con insumos importados, hace caer el poder adquisitivo y ya no habrá tanto consumo. Que inversor crees que entrará al mercado interno con este panorama, por más amigo que sea….Creo que las inversiones irán, de no mediar alguna política pública eficaz, hacia los sectores exportadores de commodities con escaso valor agregado. Además del incremento de tarifas y las paritarias que parece ser de no más del 28%, dan una clara perdida del salario real. Depender del exterior con la crisis 2008 no me parece lo ideal para crecer al 8% anual. (Ni China ya lo hace en esos niveles). Tu optimismo no queda reflejado en como llegas al tal resultado, cuando lo único que podría expandirse son ese tipo de demanda, generadora de muy poco empleo.

Dejá un comentario