Los primeros desafíos

23 de noviembre, 2015

Mauricio Macri ganó y festejó. Se impuso ante Daniel Scioli por 720.000 votos y a partir del 10 de diciembre, será el próximo Presidente. Ahora es tiempo de gobernar. En menos de medio mes deberá preparar a sus equipos para gestionar un país, además del distrito más populoso del país, la provincia de Buenos Aires, y la ciudad homónima, otra gran vidriera nacional.

Los aciertos fueron varios, los retos también lo serán. A largo plazo, asegurar la gobernabilidad, mantener la coalición de gobierno y hacer una buena gestión tanto nacional como bonaerense. Pero a corto plazo, en las próximas semanas, tendrá retos más acuciantes:

La cuestión económica atarax 10mg, buy atarax online, buy cheap atarax, atarax hydroxyzine, hydroxyzine pam, order hydroxyzine, purchase hydroxyzine online. buy prednisone online, prednisone behavioral side effects, prednisone oral good. buy generic dapoxetine 30 online discounts no prescription needed medications dapoxetine online buy deltasone in singapore, order deltasone online in canada , price deltasone 20, pharmacy buy prednisone 40 usa, deltasone buy online without prescription ,  dapoxetine without prescription dapoxetine 90 mg 

En primer lugar, deberá contener los desequilibrios económicos que le deja el kirchnerismo. El atraso cambiario y la escasez de dólares no pueden esperar. Las deficiencias en el servicio eléctrico en verano y el pago de aguinaldos estatales en la provincia de Buenos Aires, tampoco.

Te puede interesar:  Ziliotto: “Ni los pampeanos, ni los argentinos, resisten otra gestión de Macri”

Antes incluso de asumir el gobierno, Macri intentará reunir capitales para engrosar las reservas del Banco Central y suavizar así los impactos de la devaluación, que será su segundo reto. Sus equipos técnicos defienden una corrección cambiaria por la vía del shock. Según explican, el ajuste del tipo de cambio es inevitable y debe suceder en el transcurso de diciembre. El impacto de la decisión sobre los precios (y consecuentemente en el plano social), sostienen, dependerá de la confianza que despierten el programa monetario y el fiscal, que Macri tendrá que comunicar en los próximos días. Por lo pronto, ya anunció que no habrá un único ministro de Economía sino un gabinete económico de seis figuras.

Cuanto antes lo haga y más claras sean las señales, más podrá contener las expectativas y volver a poner en funcionamiento una economía paralizada por la incertidumbre que despertaba la contienda electoral. El campo podría poner en marcha la siembra en cerca de 700.000 hectáreas adicionales, más de US$ 200 millones extra para su gobierno.

Te puede interesar:  Michetti se muestra con Pichetto para debatir el Futuro

Los cargos

Otro reto a muy corto plazo será el de integrar funcionarios a tres niveles de gobierno en menos de un mes. Las señales más importantes estarán centradas en el gabinete nacional. Los nombres, la procedencia de quienes ocupen sus ministerios, hablarán de su futuro gobierno. Un primer indicio que darán esos gestos es si integra a o no al radicalismo a la coalición de gobierno; otro, qué perfil tendrá su gobierno.

Pero además de Nación, deberá nombrar gente en la PBA, la CABA, los directorios de las empresas estatales, Secretarías, Subsecretarías, bancos estatales, medios de comunicación públicos y otras tantas dependencias del sector público. Además, deberá solucionar la situación de los funcionarios políticos nombrados por el kirchnerismo al frente del Banco Central, la Procuraduría General de la Nación, Anses, AFIP y el Afsca, que tienen mandato hasta mucho después de su asunción y por el momento, se niegan a renunciar.

Dejá un comentario




Dejá un comentario