El mercado interno respira, pero las exportaciones no

20 de noviembre, 2015

Va terminando el 2015, y la realidad de los números nos va diciendo qué dirección tomará la plaza automotriz argentina. La venta efectiva en el mercado interno está mejorando: según la Asociación de Concesionarios (ACARA) en octubre se patentaron 58.804 unidades nuevas, 7,9% más que en octubre de 2014 y, considerando que en muchos meses del primer semestre teníamos caídas anuales del 25%, este cierre de año es algo bastante parecido a una fiesta.

En diez meses de 2015 se llevan patentadas 560.644 unidades, 9,1% menos que en enero-octubre del año pasado, un número todavía negativo por lo malo que resultó el primer semestre. Y de seguir esta tendencia el año terminará con una venta total del orden de los 625.000 autos.

Hace unos meses las terminales habían pronosticado una venta anual de apenas por arriba de 600.000 vehículos, pero en los últimos noventa días surgió una novedad: hay un consenso de que se viene una fuerte devaluación (sobre todo si Macri gana la Presidencia), y eso significará que todos los autos importados, y las piezas con las que se arman los autos nacionales, se encarecerán en pesos todo lo que suba el dólar oficial, por eso muchos que estaban tranquilos se lanzaron a renovar su unidad.

Algunos operadores hablan de un nuevo dólar único de 13 pesos, bastante por encima del actual que está a 9,60. Si ese aumento fuera cierto el país tendría una devaluación del 35,4%, y de un plumazo todos los precios de importación, terminados y piezas, tendrían una suba semejante.

O sea, estamos teniendo en el cierre de 2015 un número de compradores de autos que esta tomando la decisión no porque tienen una unidad ya gastada sino como forma de inversión, adelantando la compra que se haría hipotéticamente en 2016 o más adelante.

Por el momento lo único seguro que se puede decir es que la política económica de fomentar el consumo sin pensar en la inversión que aplicó el kirchnerismo logró números enormes hasta el 2013, año en el que se vendieron en la Argentina 963.917 unidades, un récord aún no superado. Pero en 2014 la venta se achicó a 687.185 autos y si el 2015 confirma la venta de 625.000 autos que estamos estimando, estaremos sufriendo la peor temporada desde 2009: el peor nivel de ventas de los últimos seis años.

Las tendencias

cheapest prices pharmacy. buy fluoxetine . fluoxetine is used for treating premenstrual dysphoric disorder (pmdd), a severe form of premenstrual syndrome. where to buy dapoxetine online . men’s health. anti-fungus, general health, dental whitening. Hasta aquí pudimos ver la foto que se ve en la coyuntura. En base a esta realidad, surgen otros números que van mostrando lo que las empresas del sector esperan que pueda suceder en los próximos noventa días y, además, hay otra estadística que da alguna señal sobre lo que pueda ocurrir en el próximo semestre.

El dato que permite avizorar el futuro cercano es la distribución de autos terminados que hacen las automotrices en la red de concesionarios. ¿Qué se está viendo en esta estadística? Algo muy parecido a la foto actual: en octubre –según la Asociación de Fabricantes ADEFA– las terminales entregaron a la red 9,6% más autos que en octubre del año pasado, o sea, estamos mejor.

Además, en los números de los primeros diez meses de este año no hay caída como en los patentamientos, sino que la entrega de unidades a la red de enero-octubre de este año está 0,3% arriba de lo repartido en 10 meses del año pasado. O sea las fábricas son un poco menos pesimistas que lo mostrado hasta ahora por el mercado.

Te puede interesar:  Salarios en retroceso y alza del precio explican derrumbe del mercado automotriz

Por supuesto, la política económica del kirchnerismo, con un fuerte impuesto para los autos que vienen desde el exterior, beneficia el reparto de los vehículos denominados nacionales, y castiga a los que llegan desde afuera. De hecho, en octubre se repartieron en la red 5,4% menos importados que en octubre del año pasado y en diez meses de este año se llevan repartidos 3,3% menos importados que en enero-octubre del año pasado. En cambio, los números del reparto de autos armados en el país están casi de jolgorio: en octubre se repartieron 29,6% más nacionales que en octubre de 2014, y en diez meses de esta año se distribuyeron 4,9% más autos armados en el país que en enero-octubre de 2014.

Con esta política, aplicada por la ministra Débora Giorgi de manera tardía, el kirchnerismo obtiene, sobre las ventas totales, la mayor participación de venta de autos armados en el país. Por cada 100 autos vendidos, históricamente, la venta fue en general 60% importados y 40% nacionales. Pero como en 2013 la industria automotriz significó una pérdida de dólares gigantesca, con 63% de autos importados y 37% de nacionales, hace pocos meses llegó el nuevo impuesto a los autos importados, por lo que la proporción cambió: en 10 meses de este año se venden 53,83% importados y 46,17% nacionales.

Además del perjuicio a los consumidores, pero a favor de la recaudación impositiva global y de la protección al empleo del sector, la aplicación de este impuesto generó una fuerte discusión entre las empresas. Hay compañías más preparadas para abastecer el mercado interno armando unidades en el país y otras empresas que por estructura productiva, dependen más de lo que les envían sus casas matrices.

Según ADEFA, en octubre se fabricaron apenas 45.240 autos, 25,6% menos que en octubre del año pasado. Fue la caída interanual más importante desde enero de este año. Para encontrar un octubre peor hay que ir a 2006. En octubre de 2012 se fabricaron casi 80.000 autos y el mes pasado apenas se superaron los 45.000 ve hículos.

Con este pobre nivel de producción de octubre, el acumulado de enero-octubre de este año llega a 462.791 unidades, 11,4% menos que el año pasado. Tomando los primeros 10 meses de cada temporada, el 2015 es el peor año en fabricación desde 2009. Así despide la industria automotriz a la década ganada del kirchnerismo, un núcleo de poder donde se la pasan diciendo que hubo magia… se ve que en esta parte del acto, el mago hizo desaparecer la pelotita.

El mercado de venta de autos en Brasil se deshizo y, en consecuencia, la exportación de autos que realiza la Argentina, que siempre tuvo como principal destino al mercado brasileño, está sintiendo el impacto de manera contundente. Según ADEFA, en octubre se exportaron 18.834 vehículos. Fue el peor octubre desde el 2004.

Para entender bien el número de la venta al exterior que tiene hoy Argentina debe decirse que la exportación del mes pasado fue 48,7% más baja que la lograda en octubre de 2014. Y en diez meses de 2015 se llevan exportados 25,4% menos unidades que en enero-octubre de 2014.

Te puede interesar:  UCR-PBA busca ganar influencia

¿Esto es únicamente por Brasil? En diez meses de este año la exportación se repartió así: Brasil se llevó el 77% de las ventas externas, México el 4,6%, Oceanía el 4%, Europa el 2,6%, África el 2,1%, Chile y Colombia el 1,9% cada uno, Paraguay el 1,4% y Uruguay el 1,2%. Hasta hace 3 años se exportaba a Brasil más del 90% lo vendido en mercados externos.

cheapest prices pharmacy. buy dapoxetine . cheapest rates, viagra with dapoxetine online. El reparto del mercado

buy fluoxetine online, fluoxetine price australia, fluoxetine 20 mg price . En cuanto a reparto de cuota de mercado la única novedad importante es que Chevrolet, General Motors, conducida por la CEO del año, sigue retrocediendo. Volkswagen se mantiene arriba de todo con el 19,7% de las ventas, Ford está segunda ahora con el 14,5%, Renault tercera con el 13,3% y luego siguen Chevrolet 12%, Fiat 11%, Toyota 10,9% y Peugeot 8,3%.

Otro de los temas que está en la picota, y que puede anticipar que la venta futura va a ser mediocre, es el gran aumento de la venta a crédito. A mediados de 2012, cuando el mercado funcionaba a todo vapor, sobre el total de ventas 70% era al contado y 30% financiado. Hoy, en cambio, se vende casi en la misma proporción: el último número es 50,6% contado y 49,4% financiado.

Y, atención, hay empresas que para poder vender, lo hacen casi todo a crédito, y otras que van con las riendas más cortas. En la italiana Fiat la venta financiada llega al 69,8% de sus colocaciones, Renault vende a crédito el 58,8%, Chevrolet el 52%, Ford el 50,6%, Volkswagen el 47,6%, MercedesBenz el 42%, Peugeot el 41,5% y en el otro extremo está Toyota que vende financiado apenas el 21,3%.

Debe decirse además que en la parte financiada no están avanzando los bancos, sino las terminales, con financieras propias y sobre todo con planes de ahorro. En 2012, cuando se vendía solamente el 30% a crédito, los bancos vendías el 10,8% de la venta total, los planes de ahorro el 7,6% y las financieras automotrices el 6,8%. Hoy, con casi la mitad de las ventas a crédito, los plantes de ahorro se llevan el 26,2% de las ventas totales, los bancos el 10,9% y las automotrices el 10,4%. O sea, uno de cada cuatro autos se vende ahora con planes de ahorro en general con 50 o 60 cuotas, lo cual frenará las ventas de los próximos cuatro años.

Sigue sin haber grandes cambios en el ranking de modelos más vendidos. El podio está encabezado por el VW Gol con 27.462 unidades vendidas en diez meses de este año, segundo el Chevrolet Classic con 25.058 y tercera la Toyota Hilux con 24.467. Para ver el tamaño de estos números puede decirse que en los primeros diez meses de 2012 el VW Gol también fue primero pero con 64.514 unidades, segundo el Chevrolet Classic con 42479 vehículos y tercero el Peugeot 207 con 30.451 autos.

Los economistas de Macri y Scioli se devanan la cabeza para ver de qué modo terminan con la Brasildependencia. Las empresas piden a los gritos una modificación del impuesto interno, y una nueva política oficial de incentivos y de financiamiento industrial. Eso dependerá de los dólares que haya en la economía y del modo en el que se termine con el cepo cambiario.

Dejá un comentario




Dejá un comentario