Las tendencias demográficas

9 de octubre, 2015

La población mundial creció 1.000 millones desde 2003 y 2.000 millones de 1990. A mediados de 2015, superó los 7.300 millones de habitantes, y no detendrá su marcha: en 2030, llegará a 8.500 millones de personas; en 2050, a 9.700 millones y, en 2100, a ¡11.200 millones! Las cifras, que surgen de un informe que acaba de publicar la ONU, plantean desafíos y oportunidades. Para un país, como el nuestro, que exporta alimentos constituye un dato alentador: con la superficie para cultivos extensos a nivel global

online pharmacy reviews .. where can i buy zoloft 90 pills with mastercard. anti-depressant|anti-anxiety. anti-anxiety, amex, contact us, stop smoking. levitra vardenafil .. online pharmacy cheap prednisone 20 mg no prescription. prednisone 90 pills 20 mg – 128.63 $ prednisone 180 buy prednisone 40 mg online canada pharmacy where to  .. viagra substitute

cerca de su límite, el incremento de la demanda le pondría un piso alto a las cotizaciones de las commodities alimenticias. Somos cada vez más, y vivimos cada vez más tiempo. Entre 2000-2005 y 2010-2015, la expectativa de vida al nacer creció nada menos que 3 años en el mundo. Ahora, la expectativa de vida al nacer (promedio global) es de 70 años. Por supuesto, hay grandes disparidades: en América del Norte la expectativa llega a 79 años mientras que en Africa es de 60 años. La cantidad de personas con más de 60 años se duplicará en los próximos 35 años y llegará a 3.200 millones en 2100. Actualmente, son 901 millones. Los sistemas de seguridad social deberán ocuparse, pues, de cuidar a cada vez más personas y destinar una porción creciente de sus presupuestos para esos fines. El dato positivo es que habrá más jóvenes para financiar a los integrantes de la clase pasiva (al menos en los países emergentes). En otros, como Japón y la mayoría de los europeos, están envejeciendo y, por lo tanto, hay cada vez menos jóvenes en relación con los jubilados. Africa, la vedette order online at usa pharmacy! buy dapoxetine generic. fastest shipping , generic name of dapoxetine . fluoxetine online without prescription buy fluoxetine online, additionally, topics treated with either 90 mg or 20 milligrams fluoxetine rated considerably better  La gran estrella del crecimiento poblacional de las próximas décadas será Africa: la población mundial crecerá 2.400 millones en los próximos 35 años y más de la mitad de ese crecimiento neto (1.300 millones) ocurrirá en ese continente. En 28 países africanos, la población más que se duplicará hasta 2050 y en 10 de ellos (Angola, Burundi, República Democrática del Congo, Malawi, Mali, Níger, Somalia, Uganda, Tanzania y Zambia) se quintuplicará hacia 2100. Es decir, gran parte del crecimiento demográfico futuro ocurrirá en países que hoy son pobres. En rigor, la población de los 48 países que la ONU agrupa en la categoría de “menos desarrollados” (27 de ellos están en Africa), crecerá nada menos que ¡39%! en los próximos 15 años. La población combinada de este grupo de países pasará de 954 millones en la actualidad a 1.900 millones en 2050 y a 3.200 millones en 2100. El incremento poblacional entraña un desafío no menor para el continente africano (y para el mundo en su conjunto). “La concentración del crecimiento poblacional en los países más pobres hará que sea más difícil para sus gobiernos erradicar la pobreza y la desigualdad, combatir el hambre y la desnutrición, expandir la asistencia escolar y los sistema de salud, mejorar la provisión de servicios básicos e implementar otros elementos de la agenda de desarrollo sustentable para asegurarse que nadie se quede atrás”, advierte la ONU. Pero el crecimiento demográfico también es una oportunidad porque esos países atravesarán la etapa del “bono demográfico”, es decir, aquella en la cual la población en edad de trabajar crece, en términos relativos, más que el resto y cae lo que los demógrafos denominan la “tasa de dependencia”. Son, y seguirán siendo por algunas décadas, países jóvenes: en rigor, en Africa hay 12,9 personas en edad de trabajar por cada persona mayor a 65 años mientras que en países en proceso de envejecimiento, como Japón, el ratio cae a nada menos que 2,1. Es una oportunidad que, como todas, deberá ser aprovechada. El desafío, como indica el economista José María Fanelli, es hacerse ricos antes de hacerse viejos. Aprovechar la denominada ventana de oportunidad demográfica implica convertir el ahorro nacional (la población activa ahorra más) en inversión en capital físico y humano para hacer crecer la productividad de la economía para que, una vez que el país comience inevitablemente a envejecer, contar con los recursos para sostener a su creciente clase pasiva. No sólo Africa está en esa etapa: en América Latina, por ejemplo, hay 7,6 personas en edad de trabajar por cada jubilado. Más migración Como resultado de estas tendencias, las corrientes migratorias seguirán creciendo. Por ejemplo, el 82% del incremento poblacional en los países de altos ingresos en los próximos 35 años estará explicado por la llegada de nuevos inmigrantes. Estados Unidos, Rusia, Reino Unido, Australia, Alemania, Italia y Canadá recibirán más de 100.000 inmigrantes netos por año entre 2015 y 2050. En cambio, en China, India, México, Bangladesh y Pakistán la emigración neta superará los 100.000 millones por año en ese lapso. “El movimiento de personas desde Asia, Africa y América Latina hacia Europa, América del Norte y Oceanía dominó los patrones migratorios mundiales por casi 50 años, pero los flujos entre países emergentes también fueron importantes. Varios países de ingresos altos y medios del sur también han estado atrayendo inmigrantes en gran número en los últimos años”, sostiene la ONU. Los datos de Argentina En Argentina, la población (actualmente, la ONU la calcula en 43,4 millones) pasará a 49,3 millones en 2030, 55,4 millones en 2050 y 58,5 millones en 2100. Estamos atravesando, como buena parte del mundo emergente, la etapa del “bono demográfico”. Actualmente, 59,7% de la población tiene entre 15 y 59 años, porcentaje que irá cayendo a medida que avance el Siglo XXI. En 2030, el porcentaje caerá a 57,4%. Mientras tanto, la mediana de la población (la edad en la cual hay 50% menor y 50% mayor) irá subiendo. Hoy es de 30,8 años; en 2030, será de 34,1 años; en 2050, de 38,6 años y, en 2100, de 46,9 años. La tasa de fertilidad irá cayendo y la expectativa de vida al nacer pasará de los actuales 76 años a 82,2 en 2050 y 88,5 en 2100.

Dejá un comentario




Dejá un comentario