Vienen las PASO y nadie quiere quedarse en pesos

5 de agosto, 2015

(Por Luis Varela) estrace package insert at battle buy estrace online overnight delivery in caldicot schweiz kaufen estrace low cost estrace moneygram saturday delivery in ohio 

buying hydroxyzine in amsterdam netherlands cheap. anti-depressant|anti-anxiety. antibiotics, discount system, free delivery. atarax reviews clomid quints buy clomid Los inversores argentinos sufrieron otra semana ciertamente complicada: subió fuerte el dólar, hay un clima de cancelación de depósitos en los bancos, baja el precio de los títulos públicos y la Bolsa fue la más perjudicada de todo el espectro (esta semana perdió 6% en pesos y 7,8% en dólares).

Lo anticipamos varias veces en los comentarios que vinimos haciendo este año: a medida que se fueran acercando las PASO los argentinos iban a pensar que el sostén del dólar oficial entraría en situación de match point. Todos creen que se vota el 25 de octubre y que un minuto después de logrado el resultado electoral el tipo de cambio oficial pasará a su nuevo nivel de corrección.

Y, suceda o no, esa sensación está generando una vertical demanda de dólares: los que tienen pesos sobrantes compran cualquier tipo de billete verde que se ofrezca. El más demandado, por el precio bajo, es por supuesto el dólar ahorro, pero también compran el MEP, el CCL y obviamente también el blue, que está lejos de la mirada de la AFIP.

Resultado: hay un récord absoluto sin precedentes en la compra de dólar ahorro. En casino online online canadian pharmacy store! buy cheap dapoxetine uk . official drugstore, dapoxetine 60 mg online. lo que va de julio cerca de 800.000 personas se están llevando unos 560 millones de dólares. Sobre los números de junio, mes hasta ahora récord, la cantidad de gente que compra creció 35%.

Nadie quiere quedarse con pesos. Por eso, en el furor de esta semana (miércoles a las 14) el blue llegó a las alturas de 15,10 en las cuevas y 15,30 entre los arbolitos. Con la intención de testear el techo de 15,95 de mediados de setiembre del año pasado.

A la vez, el Gobierno apretó las clavijas y salió a vender bonos dolarizados con intensidad. Tanto que de los 15,10 el precio del blue achicó hasta 14,64 pesos en las cuevas, con una brecha del 59% con el dólar oficial (que sigue con micro devaluaciones, en 9,18 pesos). La medida es, por supuesto, temporal. El Ejecutivo usa bonos de la Anses que mantiene el valor de las cajas jubilatorias ajustando al 9% anual en dólares, a cambio de pesos que se evaporan con la inflación y pierden consistencia día a día.

Hay que tener cuidado. El momento de campaña electoral crea un escenario en el que los actores económicos suponen que viene otra crisis exagerada. Y muchas decisiones se detienen, a la espera del nuevo tiempo. Frente a eso, los expertos plantean las perspectivas de inversión.

Te puede interesar


Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *