La región, con menos espacio fiscal

12 de mayo, 2015

“América Latina se enfrenta a un porvenir más difícil. Se prevé que el crecimiento regional descenderá a menos de 1% en 2015, en parte debido a la caída de los precios mundiales de las materias primas. ¿Cuán preparada está la región para esta época de vacas flacas?”, se pregunta Alexander Klemm, economista principal en el Departamento del Hemisferio Occidental FMI. “Los países se enfrentan a esta desaceleración con posiciones fiscales mucho más débiles que cuando estalló la crisis financiera mundial”, muestra Klemm en un nuevo informe. “En aquel momento, América Latina respondió enérgicamente con políticas fiscales expansivas, como por ejemplo programas explícitos de estímulo fiscal en muchos países. Pero, conforme ha vuelto el crecimiento, este aumento del gasto ha sido difícil de revertir”, enfatiza el economista. “Tras la crisis, América Latina se recuperó con fuerza, ayudada por un rápido repunte de los precios de las materias primas y la abundante disponibilidad de financiamiento a escala mundial. Sin embargo, a medida que los países se recuperaban, no pudieron resistir la tentación de retornar a sus viejas costumbres procíclicas. Con la excepción de Chile, los países de la región no endurecieron lo suficiente la política fiscal, a pesar de que se retornaba a una situación de pleno empleo”, dice y explica que hoy la posición fiscal de muchos países de América Latina es menos firme. “De hecho, sus cuentas fiscales son más débiles que en vísperas de la crisis. Si bien los déficit fiscales y los niveles de endeudamiento no son alarmantes, las vulnerabilidades fiscales han aumentado, y eso ha reducido el margen de maniobra. Si mañana se produjera otra crisis, a la mayor parte de América Latina le resultaría difícil responder con el mismo apoyo fiscal vigoroso que aplicó en 2009”, sostiene. Con un crecimiento amesetado y, por ende, una recaudación tributaria que ya no crece como antes, a muchos países de la región le ha tocado la hora de agarrar el lápiz y empezar a ajustarse los cinturones.

Dejá un comentario




Dejá un comentario