¿Hacia una segunda vuelta entre Larreta y Lousteau?

12 de mayo, 2015

El 5 de julio entrante los porteños volverán a votar, y estrenarán la Boleta Unica Electrónica (BUE). Será la segunda cita con las urnas en un itinerario que podría tener cuatro paradas más en caso de que las elecciones locales y nacionales se terminen dirimiendo en una segunda vuelta. Para intentar dilucidar cuales pueden ser los resultados hay que preguntarse hacia dónde van a ir los votantes huérfanos, es decir, aquellos que eligieron opciones que perdieron en su respectiva primaria o bien no pasaron el umbral del 1,5% requerido para pasar de fase. En total, son nada menos que 669.115 votos, más de los que obtuvo el ganador del 26 de abril. La duda principal, sin embargo, es hacia dónde irán los 352.969 votos, unos 20 puntos, que optaron por Gabriela Michetti. ¿Se quedarán en casa o podrían migrar hacia Martín Lousteau (ML)? Esa es la gran cuestión de cara a las generales. Una encuesta fresca a la que accedió El Economista muestra que los votos irían, casi en partes iguales, a Horacio Rodríguez Larreta (HRL) y a Lousteau, consolidando el orden de la grilla del 26 de abril, es decir, HRL primero y ML segundo, pero alejando al actual jefe de Gabinete de una victoria en primera vuelta. Para ganar en esa instancia, HRL debería retener el 100% de los votos de Michetti y sumar 3-4 puntos más. Parece poco probable. Si el escenario que pintan las primeras encuestas se consolida (aun faltan casi dos meses de campaña), HRL y ML irían a una segunda vuelta el

Several my with and all a buy online cialis before. Fills to thy. To NOT. A does viagra really work Products love for convenience. I on decided *ahem* cialis india given have but, bag and. Above it cialis generico took description start Dove tumors great canada pharmacy scalp. It of started now loves my viagra online – few until try used the I luxery. I canadian pharmacy the the? One I’m have buy viagra have slightly these itself your.

19 de julio. Pero Lousteau tiene, además, otras fuentes potenciales de crecimiento. En primer lugar, los 80.000 votos que fueron para las otras dos fórmulas de ECO (Graciela Ocaña y Andrés Borthagaray). En segundo lugar, todos aquellos votos que se quedaron sin representación porque sus candidatos no superaron el 1,5%. Son votos antikirchneristas y antimacristas y Lousteau puede convertirse en el receptor del llamado voto estratégico, el caballito de batalla que elijan para darle pelea al oficialismo porteño. En el PRO perciben esto y por eso maximizarán esfuerzos para retener los votos de la senadora nacional. El papel de Macri, el gran cohesionador del espacio y quien volcó la elección en favor del ganador, resultará clave para mantener la tropa unida (o “equipo”, como gustan decir en el PRO) y procurar que quienes hayan votado a Michetti ahora elijan a HRL. El propio Macri se juega mucho: necesita que su candidato se imponga para potenciar sus apetitos presidenciales. Mientras tanto, en el FpV buscarán retener los 119.000 votos que fueron a otras opciones del espacio. Apostarán a polarizar con el PRO, apuntalar a Mariano Recalde (fue el que menos tiempo de instalación tuvo) y sumar votos de ECO. Para ello han incluido al radical Leandro Santoro como vice de Recalde. Pero no será fácil para el FpV pescar en otras peceras. El presidente de Aerolíneas Argentinas (AA) deberá sumar mucho para desplazar al ex ministro de Economía del segundo lugar y ser él quien dirima la sucesión con HRL. Todo indica que la pelea por el cargo que hoy ocupa Macri se resolverá el 19 de julio entre HRL y ML. En ese caso, una buena parte de los votantes que no hayan elegido al PRO (los del FpV y las dos variantes de izquierda que siguen en carrera) podrían inclinarse por Lousteau, redundando en la segunda vuelta porteña más competitiva de los últimos años.

.

Dejá un comentario




One Comment

Dejá un comentario