¿Qué pasa con la economía?

18 de junio, 2012

La Argentina viene perdiendo competitividad de manera sostenida debido a que la inflación, no reconocida por el Gobierno, supera la depreciación de la moneda. Desde 2007, la inflación acumulada supera el 140%, mientras que el peso se depreció 40% contra el dólar. Somos el país de América Latina que tuvo más inflación en dólares desde 2007. Desde 2010 se aceleró el problema: la inflación fue 60% y la depreciación 16%.

En segundo lugar, debido a una política energética errática, la Argentina se ha convertido en un importador neto de hidrocarburos. En 2003 casi no importábamos combustibles, mientras que en 2011 tuvimos que comprar más de US$ 9.000 millones en el exterior.

En tercer lugar, la incertidumbre monetariocambiaria, un pésimo clima de inversión producto de la arbitrariedad del Gobierno en sus intervenciones microeconómicas y una creciente carga tributaria llevaron a las empresas e individuos a refugiarse cada vez más en el dólar como reserva de valor. Mientras que en 2003-2006 salían US$ 1.500 millones por año en promedio del sistema, en 2007-2010 salieron US$ 48.000 millones y en 2011 US$ 21.000 millones.

Estos tres factores (pérdida de competitividad, necesidad de dólares para importar energía y una creciente “caminata” contra el peso) llevaron al Gobierno a imponer fuertes restricciones a las importaciones y a las compras de dólares. Estas medidas nos llevan al estancamiento con inflación. Las trabas al dólar han paralizado el mercado inmobiliario, y las restricciones a las importaciones redujeron la inversión. Cayó 35% interanual la importación de bienes de capital en abril, y la inversión total cayó 16%. El PIB cayó 2% desde su pico de octubre. El índice de demanda laboral de la UTDT en Capital y GBA cayó 38,5% interanual y el índice de confianza del consumidor, también de la UTDT, descendió 17% interanual en mayo.

Te puede interesar:  La inflación mayorista fue de 4,6% en abril

¿Qué hay que hacer?

El problema es de diagnóstico: el Gobierno cree que con más controles, más intervención de Moreno y mintiendo sobre la inflación va a resolver el problema. Está comprobado que no es así. Moreno intervino el mercado de la carne y lo destruyó. Hay 10 millones de cabezas de ganado menos, y la carne está más cara que nunca. Se metió a manejar la papelera Massuh y la terminó de fundir. Se metió con los granos y creció la sojización. Se mete ahora con el dólar y complica al mercado inmobiliario y a las Pymes.

Te puede interesar:  29-M: el paro general de la CGT gana peso

Si para sostener el modelo es necesario frenar la economía y violar cada vez más libertades: trabar la importación de libros, decidir qué podemos hacer con nuestros ahorros y complicar la salida del país, entonces hay que cambiar el modelo. El cambio empieza por combatir de frente la inflación, como hicieron Chile, México y Brasil, con un esquema de metas de inflación, dándole previsibilidad y tranquilidad a las familias y a las empresas, para que todos podamos organizar nuestras decisiones económicas.

Hay que desencadenar el potencial productivo de la Argentina: tenemos grandes oportunidades en sectores diversos como agroindustria, turismo, industrias creativas y muchos más, que hoy se ven ahogados por los controles arbitrarios del Gobierno. Hay que confiar más en la capacidad y creatividad de los argentinos, y menos en la coerción.

(De la edición impresa)

Dejá un comentario




5 Comments

  • victorh dice:

    Hermosa la columna, me encanta leer discursos voluntarista que solo sirven para dignosticar la enfermedad, es un arte argentino, nadie dice como, todos decimos que tenemos que hacer. Yo me animare a decir como. Es verdad que el problema es la inflacion, ya lo sabemos, para bajarla se deben tomar decisiones drasticas, un ajuste del gasto publico, suba de tasas, acuerdo de precios y salarios y devaluacion. El ajuste del gasto va por la via de la baja de al menos un 30% de los subsidios, cosecuentemente una baja del 20% de la emision monetaria, una suba de tasas para enfriar la espectativas de consumo, acuerdo de precios y salarios anuales y finalmente una devaluacion del 40%. A esto se le debe agregar la busqueda de financiamiento externo, para refinanciar vencimientos de deuda, y para ello es necesaria la solucion del INDEC y la normalizacion de los pagos del Club de Paris y la deuda de los bonos que no entraron en el canje. Estas medidas son inpopulares y dolorosas, ademas no generan votos y aumentaran los conflictos sociales. Por ello deberan ser tomadas por un nuevo gobierno y eso sera posible si el actual adelanta la elecciones, yo me pregunto cuanto se dilatara esa decision, por que si se sigue dilatando esto seguira empeorando. El gobierno de Cristina esta terminado, no tiene sustento y menos capacidad para enfrentar un ajuste de las dimensiones que acabo de enumerar y es muy posible que quiera seguir sin hacer nada y endurezca mas los controles, la incognita sera cuanto tiempo lo resistira y eso es por que cuando mas se dilate la decision de ajustar, mas dramatico sera el ajuste posterior, por ejemplo una hiper y un default, pensemoslo, estamos en una situacion limite y si no detenemos el tren, el descarrilamiento sera terrible, esto ya se vivio en los 80 y se termino en la convertibilidad, estamos a tiempo de solucionar el problema si que sea dramatico, pero el tiempo apura y no hay mucha tela mas para cortar.

  • luis dice:

    Miremos a corto plazo, ya que la economía de este país se rige por ella. Hay que frenar los aumentos desmedidos de las paritarias en especial las de Moyano. Desde allí, se podrá recién tomar medidas austeras que son la base para bajar la inflación.

  • tito dice:

    en1989 la inflacion de 5000% y el dolar primavera,obligaron a alfonsin a irse 6 meses antesy determinaron el 1a1.el endeudamiento externo y el ajuste llevaron al 2001,con una deuda del 150%delpbi.con tarifas subsidiadas y consumo incentivado,se potencia la inflacion,la oferta quiere mas preciopor unidad,el dolar atrasado y el ajuste por inflacion son las recetas ortodoxas.mientras se retienen dolares para cambiar a 6o7pesos..
    la deuda es hoy 25% delproducto,con la nueva carta organica del bc,el anses con 30mmdedolares,no es 1989,el dilema es quien paga lacrisis europea,si se abren las importaciones y el dolar paralelo?

  • Julián dice:

    Me gustó mucho la nota. Muy clara y sencilla. Este gobierno necesita dejar de ser tan necio y soberbio. Debe escuchar a los técnicos porque hay gente que piensa en este País, no los denigren por pensar distinto, no los comparen con los neoliberalistas anti-patria de décadas pasadas. Tampoco como golpistas, militares subversivos, etc. Enseñemos más Economía, aliento a la gente que se entere y que se armen debates para que no nos engañen más. Saludos y felicitaciones por la muy buena redacción.

  • pipo dice:

    Brasil tiene un salario mìnimo de 900 dòlares !!!

Dejá un comentario