Tras la salida de Caputo