pero para algunos analistas se busca inyectar dólares para calmar la volatilidad