mientras que el delfín de Lula lo secunda con el 16%