Macri aseguró que “no hay ninguna chance de caer en default”