las expectativas de contratación tocaron fondo