Las élites eligen ejemplo o deshonor