la industria navega la tormenta con dificultades