El Gobierno llegó a un acuerdo con bancos privados y públicos y pondrá $22.000 millones para una línea para capital de trabajo con tasa del 38% y del 45%