divisas

El proyecto (al cierre de esta edición se estaban puliendo los últimos detalles en la Casa Rosada) es una parte central del “big push” que pergeña el Gobierno para animar la economía y evitar quedar en off-side si sus optimistas augurios no se cumplen en el 2° semestre.