1% empujado por financieras y energéticas