El reordenamiento macro requiere acceder a financiamiento externo