“Todavía es necesaria una reducción de los desequilibrios para sustentar mejoras crediticias adicionales”, dijo ayer.