Asia emergente crecerá 6,5% mientras que América Latina apenas lo hará a una tasa de 1,6%