Emplea a más de 400.000 personas y ya perdió más de 25.000 puestos de trabajo por la caída de la actividad ante la baja del consumo y la suba de las importaciones