Gráficos

Si continúa la huida desde los activos en libras esterlinas hacia el oro y el dólar, es casi cantado un nuevo retroceso de los precios de las materias primas agrícolas y no agrícolas. Por consiguiente, el Brexit puede complicar los programas financieros de las provincias.