Los inversores interesados en invertir en los bancos (que se colgaron la medalla dorada de la temporada con ganancias) se encuentran con una realidad que luce heterogénea en materia de valuaciones y rentabilidad, y deben priorizar la selectividad. Las claves a mirar.

Las acciones de las energéticas encabezaron importantes desplomes en el Merval, mientras que en Wall Street son los papeles de las empresas estadounidenses de este sector las que más suben. Europa
rompe la racha bajista y el Reino Unido publica sólidos datos macroeconómicos.

El año ha tenido distintos protagonistas estelares y los inversores que han podido armar un portafolio diversificado y efectuado pequeños ajustes durante el año, han tenido un rédito mayor a los que apostaron todo a ganador a un solo activo.