Un estudio de Saxo Bank muestra que un presidente demócrata es mucho más beneficioso para el S&P500 que uno republicano. En promedio, este indicador repuntó 11,38% durante el primer año de un gobierno demócrata, y cayó 1,27% cuando era presidente republicano.

Con alta inflación y dólar débil, las economías de Argentina y Brasil se están encontrando con precios muy altos para el petróleo y la soja. El crudo subió ayer su mayor precio en once meses. Pero hay datos
oscuros: caen fuerte el consumo de carne y la venta e insumos para la construcción.

Sabiendo lo deficitarias que se encuentran las finanzas provinciales, el mayor riesgo es un endeudamiento a largo plazo y en moneda extranjera, con un tipo de cambio hoy muy bajo que sólo sirva para que gran parte de los recursos vayan a financiar gastos corrientes.

La Bolsa logró su mejor rueda en siete semanas con un aumento de 3,24%. Con el BCRA bajando las tasas de las Lebac, los exportadores empezaron a dar muestras de que el dólar actual no les gusta: se
achicó la liquidación. Otras monedas, como el euro y el real suben más.

“Preferimos tener la flexibilidad de vender las acciones, no para estos próximos años, pero sí para tener la posibilidad, también, de resguardar el dinero de los jubilados”, indicó Basavilbaso.

Un aluvión de dólares sigue entrando a Argentina. Por eso el mayorista y el contando con liquidación cotizan claramente por debajo de $14. Los títulos argentinos siguen firmes. Y no sólo lo bonos, también
hay buen clima en la Bolsa y Havanna pudo debutar con el máximo precio pedido.

La economía de Estados Unidos dio muestras de desaceleración y por eso la Reserva Federal demorará la suba de las tasas de interés. El dólar bajó fuerte y las commodities los sintieron. Los bonos suben y la Bolsa, con precios históricamente bajos, parece ir encontrando un piso.

El BCRA está relajando la política monetaria astringente con la que buscó aleccionar a la inflación. Este cambio de rumbo obliga a que los inversores pongan la mirada en otros activos. Entre éstos, los bonos en dólares, sin dudas, son siempre una alternativa para considerar.